Es fácil definir: el ruido del alma. Ira. El irritante invisible del corazón. Ira. El despiadado invasor del silencio. Cuanto más fuerte se hace, más nos desesperamos. Algunos estarán pensando: No tienes idea de lo…