Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Se acercan los días en que con mucha efervescencia celebramos el nacimiento de nuestro Señor Jesús. De todos es conocida la historia de las Sagradas Escrituras que nos relata respecto de este acontecimiento.

Lucas 2:8-11 nos dice cómo los ángeles anunciaron el nacimiento a unos humildes pastores; posteriormente vemos el desarrollo de esta maravillosa historia.

Hoy el mundo festeja dicho acontecimiento de diferentes maneras: cenas, regalos, fiestas, bebidas, etc, aunque muchos de ellos ignoran o pretenden ignorar el verdadero sentido de la natividad.

Pero, ¿para qué vino Jesús a nacer ?, ¿para qué dejó su trono de gloria y se encarnó en aquel bebé nacido en un humilde pesebre?

La Palabra de Dios nos dá la respuesta y nos dice:

«Os ha nacido hoy, en la ciudad de David un Salvador que es Cristo el Señor » Lucas 2:11

«Y en ninguno otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos» Hechos 4:12

«Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo, todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en Él y Él en Dios».
1 Juan 4:14-15

Sí, Jesús vino para darnos salvación y con ella la esperanza de la vida eterna si somos fieles hasta el último instante de nuestras vidas.

Si ya es el Señor de tu vida, ¡Feliz Navidad!

Pero si todavía no lo has recibido en tu corazón como tu Salvador, te invito para que en este momento lo hagas, te aseguro que es la mejor decisión de tu vida.

Has esta oración:

«Señor Jesús, te doy gracias porque hace mas de dos mil años tu veniste a nacer con el propósito de darnos salvación. Creciste y cumpliste con la voluntad de tu Padre al morir en una cruz y derramar tu sangre para con ella lavar mi vida de pecados. En esta hora, reconozco que soy pecador,y te pido que me perdones y que entres a mi corazón como mi único Salvador. Gracias porque se que lo haces. Amén.»

¡Bendiciones!