Alientodiario.com

Un devocional cada dia

“Las personas se están preparando para el éxito cuando deberían estarse preparando para el fracaso.

Fracasar es mucho más común que triunfar; La pobreza está más generalizada que la riqueza; y la desilusión es más normal que los logros” Esta renovada idea pertenece Wallace Hamilton. Generalmente no pasa esto, no nos preparan para el fracaso.

Desde niños nuestros padres nos inculcaron el éxito. La consecuencia terrible de esto es que no sabemos manejar el fracaso o la derrota. Sería un hecho loable transformar el fracaso en victoria. Jhon Maxwell, autor de muchos libros sobre liderazgo y motivación dice: “…en la vida, la pregunta no es si vamos a tener problemas, sino cómo vamos a enfrentarlos”.

El guión del día a día está escrito entre logros y desaciertos, todo cambiará cuando cambiemos nuestra percepción acerca del fracaso. Si lo vemos como una pérdida, quedaremos frustrados.

Si lo percibimos como una oportunidad será la invitación para descubrir nuestro potencial. Pablo dijo “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”. (Filipenses 3:13-14)

Hoy el reto que tenemos es ¿Transformaremos los problemas en victorias, o daremos un paso atrás?

Lectura: Filipenses 3: 7-14

Filipenses 3: 13-14 “…yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago…prosigo a la meta…”

Sacarle provecho a un día malo, es transformarlo en un día bueno.

José Hernández