Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Syb Mundy disfrutaba del mar como cualquier persona… Sobre su tabla de surf, incluso, hacia piruetas para impresionar a sus espectadores en la isla Australiana de Tasmania.

Era un domingo veraniego de ensueño hasta que un desgarrador grito le sacudió hasta el alma.  Ayúdame!, Syb, Ayúdame!, escucho.  Volteó y a pocos metros vio con estupor como Hannah Mighall, su pequeña prima de 13 años y a quien le enseñaba algunos trucos, caía en las mandíbulas de un aterrorizador tiburón blanco.

El depredador trataba de arrastrarla de un tobillo, bajo el agua, y ahí fue cuando el hombre de 33 años decidió actuar para convertirse en héroe.  Reunió coraje y con la tabla de surf de Hannah y sus puños comenzó a golpear al gigante pez de  cinco metros.
Syb logró liberar a Hannah, pero el tiburón seguía merodeando…en eso, vino la pequeña luz del milagro. Tomó a su primita  sobre su espalda y le rogó:  Hannah, no importa lo débil que te sientas, abrázate fuerte de mí, ahí viene una ola y nos salvará.
La pequeña se aferró a Syb quien sobre su tabla de surf llego hasta la orilla donde el tiburón no pudo alcanzarlos.

La prensa entrevistó a Syb para preguntar que lo motivó a exponer su vida a tal punto y luchar con un tiburón blanco… el dijo: La fuerza con la que ella luchó me motivaron a no abandonarla!.

Amado en Cristo, no importa que tan difícil se vea la situación, no importa lo desastroso que pueda verse tu día… Lucha con fuerzas, aférrate  y clama al Señor!   El ya hizo el acto más heroico en la cruz del Calvario, ha dado todo por ti… cuanto más si le pides algo menor.

Salmos 55:16- 18 En cuanto a mí, a Dios clamaré;
Y Jehová me salvará.
Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré,
Y él oirá mi voz.
El redimirá en paz mi alma de la guerra contra mí,
Aunque contra mí haya muchos.

Te lo aseguro, el no te dejara solo, de hecho, nunca has estado solo.  Satanás cual tiburón hambriento podrá herirte, pero no destruirte.  Así como la pequeña Hannah se aferró a quien se convirtió en su héroe aquel día, déjame recordarte que tu también tienes uno…  Tu  Salvador viene con la majestad de un Rey.. y no cualquier Rey! Es el Rey de Reyes y Señor de Señores.  Tu también tienes un Héroe!

Janette de Contreras
Pastora-Consejera Cristiana

ministeriofamiliar@hotmail.com