Cuando estás cansado y desanimado tras esfuerzos infructuosos, Dios sabe cuán duro lo has intentado. Cuando has llorado por mucho tiempo y tu corazón está angustiado, Dios ha contado tus lágrimas. Si sientes que tu…