Hoy, levanto mi mirada a la eternidad y podré mirar aun más allá de las nubes la gloriosa manifestación del Hijo de Dios. Gloriosa manifestación que se desplegó el día de la ascensión, siendo recibido…