Los animales marinos, a diferencia de los terrestres no pueden, por si mismos, limpiarse la piel combatiendo a los parásitos. Por ello acuden a verdaderos "centros de limpieza". En cada arrecife hay un rincón donde…