Nuestro miedo más hondo no es ser ineptos. Nuestro miedo más hondo es ser poderosos sin medida. No es la oscuridad, sino la luz lo que más nos asusta. Nos preguntamos, ¿quién soy yo para…