Cuando comencé a servir a Cristo pensaba que debía hacerlo en todas las áreas que pudiera, lo más que pudiera. Evangelizaba, visitaba enfermos y participaba en alguna actividad de apoyo misionero. De verdad que hacer…