Germán Loaiza vende teléfonos celulares. Algo normal, lo curioso es que los comercializa en un pueblo en el que no entra la señal... Tener un celular allí, significa tanto como cargar un trofeo sin valor…