Lo que es verdaderamente importante, por lo general se hace sin ruido. A menudo la misma sabidurĂ­a consiste en callar. Pero a veces es necesario gritar, por ejemplo cuando alguien corre peligro u oye mal.…