Había una señora que desconfiaba mucho de todas las personas, siempre estaba culpándolas por cualquier cosa, así que ella vivía sola, pero tenia de ayudante a una muchachita. Una de las cosas que más quería…