Cuatro velas se estaban consumiendo tranquilamente. El ambiente estaba tan silencioso que se podía oír el diálogo entre ellas. La primera dice: "¡Yo, soy la Paz! A pesar de mi luz, las personas no consiguen…