Cuando decidí seguir a Cristo me impresionaban los grandes evangelistas, los hermanos que hablaban en lenguas, y aquellos que profetizaban. Me daban la impresión que eran dones muy especiales. Pero realmente son solo eso: Dones;…