La tropa avanzaba paso a paso. La selva estaba espesa y húmeda, el suelo, lleno de barro y el peligro acechaba en cada metro del sendero. En eso Lewis B. Puller, teniente del ejército estadounidense…