Hay gente que nos puede abandonar. ¡Y escúchenme cuando les digo esto! Cuando la gente nos quiera dejar: dejémosla ir. No quiero que intentemos convencer a los demás de quedarse con nosotros, amándonos, llamándonos, cuidándonos,…