Alientodiario.com

Un devocional cada dia

El 27 de mayo de 1995, el conocido actor Christopher Reeve, el Superman del cine, cayó de un caballo cuando éste se negó a saltar y quedó cuadrapléjico en un espectáculo ecuestre. Después de luchar casi 10 años, le llegó la muerte, solo quedó la imagen del súper hombre en las películas que grabó. Sentí una gran tristeza cuando leí su historia después del accidente.

Al principio pensó que lo mejor era suicidarse, pero cambió de parecer y se unió a la iglesia unitaria. A una pregunta periodística: “¿Cuál ha sido la mayor pérdida acarreada por su enfermedad?”, respondió: “La pérdida de la libertad como yo la entendía”. La vida de este hombre y la de su familia cambió en cuestión de minutos, un cambio inesperado, doloroso, traumático, triste.

Sin embargo, escribió un libro titulado “Nada es imposible”. Es admirable el optimismo que caracterizó a Christopher hasta que dejó de existir el 10 de octubre de 2004. Dios quiere cambiar nuestras vidas sin traumas dolorosos, Jesús sufrió y murió en nuestro lugar, padeció para curarnos, nos dejó un libro con estas palabras: “Nada es imposible para Dios”.

Hasta el último momento Jesús rogó por nosotros, después de resucitar de los muertos, prometió estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.

Él es nuestro Súper Héroe, real, verdadero; su historia no es una ficción, su sufrimiento no fue por accidente, fue el cumplimiento profético que nos coloca a todos los humanos en el centro del amor de Dios. En gratitud a esto ríndele adoración, sírvele con alegría, Él nos cambió sin quitarnos la libertad ni la salud.

Has de Jesucristo tu súper héroe!

Lectura: Salmos 103:1, Proverbios 3:9

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa…” 1Pedro 2:9

Ramón Muñoz