Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Muchos viven tristes, amargados, preocupados, sin fuerzas, y deprimidos porque no conocen y mucho menos reciben la palabra de Dios

Cuando estas fortalecido posees el ánimo necesario para hacer lo que debes hacer y aun mas allá de tus responsabilidades corrientes. Sin embargo, en el cristianismo hablamos mucho del gozo pero, muy pocos en su realidad viven gozosos, riendo y disfrutando de la vida en Cristo Jesús.

No se entristezcan, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza. Esdras 8:10

Lo que produce el verdadero gozo en nuestro interior es el conocimiento de la palabra de Dios la cual nos hace ver la grandeza de Él, su favor hacia nosotros y su Inmensa Bondad hacia su creación. Cuando careces del conocimiento de la palabra de Dios careces del gozo que proviene de Él y es por eso que te hacen falta las fuerzas en muchas ocasiones para seguir adelante, es decir, su Palabra tiene el poder para transmitir gozo a nuestras vidas dándonos las fuerzas necesarias para vencer en todas las situaciones adversas que nos encontremos.

Israel estaba volviendo de la cautividad por lo cual Esdras el Sacerdote estaba predicándole al pueblo la palabra de Dios a lo cual muchos respondieron con lloro y tristeza pero fue allí donde Nehemías uno de los grandes hombres de La Biblia le dijo a sus hermanos que era tiempo de gozo ya que habían aprendido de la Palabra de Dios por lo cual debían estar fortalecidos. Pero, ¿cuál es el gozo del Señor?

El gozo más grande de Nuestro Dios es que conozcamos su palabra y la pongamos por Obra es allí donde experimentamos a profundidad las fuerzas inacabables que El derrama sobre nosotros para que hagamos su voluntad. En otras palabras Nuestras fuerzas dependen de su gozo y su gozo viene por medio de su Palabra. Muchos hermanos en la fe viven tristes, amargados, preocupados, sin fuerzas, y deprimidos porque no conocen y mucho menos reciben la palabra de Dios en sus corazones y a causa de ello aun, estando en Cristo viven cautivos a estados de ánimos de manera que no pueden permanecer en el gozo del Señor que es nuestra fortaleza.

Si las fuerzas te han faltado es porque te has privado del gozo de Dios el cual es transmitido por el conocimiento de su palabra y activado por medio de su Santo Espíritu en nuestro interior, lo cual ha dado como resultado desgano, desaliento y hasta ganas de dejarlo todo. Muchos han mal interpretado el gozo de Dios con bendiciones de Dios, y déjame decirte que son dos cosas totalmente diferentes, lo que a ti y a mí nos hace feliz no es lo que a Dios lo hace feliz; es por eso que debemos anhelar el gozo de Dios y no nuestro gozo en nuestras vidas, ya que muchos están esperanzados a recibir un dinero, a obtener un trabajo, a tener un auto etc.. para estar gozosos pero, esa clase de gozo más temprano que tarde se marchita, sin embargo el gozo del Señor que es el conocimiento de su palabra nunca se acaba porque, se seca la hierba y se marchita la flor pero su palabra permanece para siempre.

Así que si quieres andar con fuerzas para vencer el pecado, para vencer la tentación y para hacer la voluntad de Dios  es necesario que el gozo del Señor habite en tu corazón el cual es generado por el poder de la revelación de su palabra.

 

Por Guía del Espíritu Santo
Carlos y Chantalle Villarreal
Pastores y Evangelistas Miami –  FL USA.