Alientodiario.com

Un devocional cada dia

«Saben que pueden morir o quedar secuestrados en la selva». El mensaje resonó claro y fuerte en el ambiente y los ocho miembros del comando escucharon la advertencia sin pestañear.

Con el mismo silencio imperante miraron al comandante de las Fuerzas Militares con la determinación de quienes están convencidos de su misión. Seguirían adelante pasara lo que pasara, irían y traerían de vuelta a casa a los rehenes, objetivos claros de la arriesgada y aun más peligrosa incursión.

No existía otra consigna. Las operaciones ‘jaque’ y “hacker” estaban ya en marcha.

Después de una elaborada, estudiada, ensayada pero simple operación, estos ocho valientes lograron lo que es propio del argumento de una película de acción con escenas violentas de encuentro entre dos bandos diferentes, solo que aquí no hubo violencia, hubo arrojo y determinación lo que trajo la liberación y rescate de Ingrid Betancourt, conocida política del país de Colombia, tres ciudadanos estadounidenses y once miembros de la milicia nacional. El éxito consistió básicamente en tres elementos: audacia, estratégica específica y determinación de propósito.

La noticia voló por los medios de comunicación en instantes hacia todo el globo y el impacto resultante fue el de agrado general y de esperanza de ver más cercana la realidad de un país libre de la guerrilla armada que por tanto tiempo fuese un flagelo para la misma nación. La liberación de rehenes por tanto tiempo, dio el mensaje de que es posible poder conseguir la libertad de los que aún han quedado presos en esa parte intrincada de la geografía profunda que todavía alberga a militantes guerrilleros. Las vistas emotivas de encuentros familiares entre abrazos, besos, risas, lágrimas y contacto vez tras vez como si fuese un sueño de dicha que no se puede aún creer, quedarían indelebles en las memorias de quienes vieron tales escenas. Ellos habían vuelto para vivir.

Así, en la vida, hay muchos sueños, proyectos, anhelos e ideas profundamente armadas por los corazones humanos pero que de alguna manera por la cancelación del insistir, el peso de la continua adversidad, la postergación indolente, el sacrificio aparente en pos de algo que se considera en su momento como urgente, o por el letargo de una aparente comodidad, han sido secuestradas del alma y el corazón de quienes los pudieron soñar alguna vez pero por cansancio, debilidad, agotamiento o descuido, dejaron que fueran capturadas por el desaliento, abandono o lo mas grave aún; el olvido mismo.

Esos maravillosos sueños dados por Dios, son los que EL puso en el ser humano, la magnifica capacidad de realización de hechos que primero se vislumbra como sueños e ideas impregnados en la propia persona, de modo que estos, están clamando por su rescate efectivo a fin de ser liberados para poder ser realizados a plenitud liberando así en toda su potencia los transcendentes beneficios y bendiciones en la Creación para la Gloria de Dios.

En realidad, son pasos sencillos los que pueden dar el cambio total de una situación de prisión cualquiera sea su género, área, nivel o dimensión Solo se requiere creerle a Dios y por ende decidir a actuar de inmediato en pos de estos pasos que son la ruta al éxito deseado en toda operación de rescate y liberación. : Audacia, Estrategia Especifica y Determinación de Propósito son los elementos básicos en la operación rescate para devolver esos sueños a sus propios dueños para su necesaria realización. He aquí la Gloria, la Victoria y la Memoria. El que lea entienda.

Audacia : Las promesas, las conquistas, los logros, los triunfos, las victorias se consiguen y aun el recibirlas es en si mismo adquirirlas desde el mismo momento en que con fe se obtienen. Una actitud de audacia, arrojo y valentía esta a disposición de quien solo se atreve a creer a Dios con la fe que le agrada. ¡ Una fe que tiene la carga de violencia que arrebata el Reino. Que conquista imperios. Que posee tierras. Que obtienen hazañas. Que realizan proezas ¡ “Y tres de los treinta principales descendieron a la peña a David, a la cueva de Adulam, estando el campamento de los filisteos en el valle de Refaim. David estaba entonces en la fortaleza, y había entonces guarnición de los filisteos en Belén. David deseó entonces, y dijo: ¡Quién me diera de beber de las aguas del pozo de Belén, que está a la puerta! Y aquellos tres rompieron por el campamento de los filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén, que está a la puerta, y la tomaron y la trajeron a David” (1ra. Crónicas 11:15-18 a)

Estrategia Especifica : Hay muchas maneras de hacer las cosas, varias maneras, tomar unas opciones, decidir entre alternativas, reunir recursos, vislumbrar salidas, plantear posibilidades, investigar métodos, ensayar tácticas, emular modelos, explorar caminos, incursionar en nuevos paradigmas, probar, tantear, estudiar, analizar formas diversas, conseguir asesora, consultar expertos del ramo, búsqueda continua de soluciones que al fin y al cabo en si no garantizan que se obtenga el éxito necesariamente por mas contingencias que se pueda o quiera conseguir. La única garantía del éxito es que la estrategia sea revelada por Dios, Quien no solo respaldara lo suyo, sino que invariablemente siempre tiene la Victoria y Conquista Total para nosotros los que nos hemos atrevido a arrebatar las grandes bendiciones y jornadas de triunfos que nos tiene preparados para beneficio nuestro y sobre todo para su Gloria. “Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía. Mas Jehová dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra. Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días. Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas. Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante. Llamando, pues, Josué hijo de Nun a los sacerdotes, les dijo: Llevad el arca del pacto, y siete sacerdotes lleven bocinas de cuerno de carnero delante del arca de Jehová. Y dijo al pueblo: Pasad, y rodead la ciudad; y los que están armados pasarán delante del arca de Jehová.” (Josue 6:1-7)

Determinación de Propósito : La convicción que destella en la confianza de que Dios esta en la empresa, la seguridad que sobrepasa toda sensación ante montanas que las remueve por la fe. Decisión radical que engendra la realización indetenible de lo que se vio ya hecho y que tiene la capacidad de materializarlo en la realidad concreta. Determinación indetenible y ejecutora de los ‘imposibles’ que sabe moverse al compás del corazón y la mano de Dios. “Yo, por tanto, he determinado ahora edificar casa al nombre de Jehová mi Dios, según lo que Jehová habló a David mi padre, diciendo: Tu hijo, a quien yo pondré en lugar tuyo en tu trono, él edificará casa a mi nombre.” (1ra. Reyes 5:5)

Sueños nacidos en el corazón de Dios y encargados a sus hijos son los que deben andar en libertad de su realización plena, como sello ineludible del señorío y dominio que Dios otorgo al hombre en su Creación, aquí en la tierra..! Cumplamos con Dios, con nosotros mismos y su Creación ¡

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra(Génesis 1:26-28)

De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él.
Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. (Mateo 11:11-12)

Y David iba adelantando y creciendo, y Jehová de los ejércitos estaba con él. Estos son los principales de los valientes que David tuvo, y los que le ayudaron en su reino, con todo Israel, para hacerle rey sobre Israel, conforme a la palabra de Jehová. Y este es el número de los valientes que David tuvo: Jasobeam hijo de Hacmoni, caudillo de los treinta, el cual blandió su lanza una vez contra trescientos, a los cuales mató. Tras de éste estaba Eleazar hijo de Dodo, ahohíta, el cual era de los tres valientes. Este estuvo con David en Pasdamim, estando allí juntos en batalla los filisteos; y había allí una parcela de tierra llena de cebada, y huyendo el pueblo delante de los filisteos, se pusieron ellos en medio de la parcela y la defendieron, y vencieron a los filisteos, porque Jehová los favoreció con una gran victoria. Y tres de los treinta principales descendieron a la peña a David, a la cueva de Adulam, estando el campamento de los filisteos en el valle de Refaim. David estaba entonces en la fortaleza, y había entonces guarnición de los filisteos en Belén. David deseó entonces, y dijo: ¡Quién me diera de beber de las aguas del pozo de Belén, que está a la puerta! Y aquellos tres rompieron por el campamento de los filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén, que está a la puerta, y la tomaron y la trajeron a David; mas él no la quiso beber, sino que la derramó para Jehová, y dijo: Guárdeme mi Dios de hacer esto. ¿Había yo de beber la sangre y la vida de estos varones, que con peligro de sus vidas la han traído? Y no la quiso beber. Esto hicieron aquellos tres valientes. Y Abisai, hermano de Joab, era jefe de los treinta, el cual blandió su lanza contra trescientos y los mató, y ganó renombre con los tres. Fue el más ilustre de los treinta, y fue el jefe de ellos, pero no igualó a los tres primeros. Benaía hijo de Joiada, hijo de un varón valiente de Cabseel, de grandes hechos; él venció a los dos leones de Moab; también descendió y mató a un león en medio de un foso, en tiempo de nieve. El mismo venció a un egipcio, hombre de cinco codos de estatura; y el egipcio traía una lanza como un rodillo de tejedor, mas él descendió con un báculo, y arrebató al egipcio la lanza de la mano, y lo mató con su misma lanza. Esto hizo Benaía hijo de Joiada, y fue nombrado con los tres valientes. Y fue el más distinguido de los treinta, pero no igualó a los tres primeros. A éste puso David en su guardia personal. Y los valientes de los ejércitos: Asael hermano de Joab, Elhanan hijo de Dodo de Belén, Samot harodita, Heles pelonita; Ira hijo de Iques tecoíta, Abiezer anatotita, Sibecai husatita, Ilai ahohíta, Maharai netofatita, Heled hijo de Baana netofatita, Itai hijo de Ribai, de Gabaa de los hijos de Benjamín, Benaía piratonita, Hurai del río Gaas, Abiel arbatita, Azmavet barhumita, Eliaba saalbonita, los hijos de Hasem gizonita, Jonatán hijo de Sage ararita, Ahíam hijo de Sacar ararita, Elifal hijo de Ur, Hefer mequeratita, Ahías pelonita, Hezro carmelita, Naarai hijo de Ezbai, Joel hermano de Natán, Mibhar hijo de Hagrai, Selec amonita, Naharai beerotita, escudero de Joab hijo de Sarvia, Ira itrita, Gareb itrita, Urías heteo, Zabad hijo de Ahlai, Adina hijo de Siza rubenita, príncipe de los rubenitas, y con él treinta, Hanán hijo de Maaca, Josafat mitnita, Uzías astarotita, Sama y Jehiel hijos de Hotam aroerita; Jediael hijo de Simri, y Joha su hermano, tizita, Eliel mahavita, Jerebai y Josavía hijos de Elnaam, Itma moabita, Eliel, Obed, y Jaasiel mesobaíta. (1ra. Cronicas 11:9 – 47)

Entonces Salomón envió a decir a Hiram: Tú sabes que mi padre David no pudo edificar casa al nombre de Jehová su Dios, por las guerras que le rodearon, hasta que Jehová puso sus enemigos bajo las plantas de sus pies. Ahora Jehová mi Dios me ha dado paz por todas partes; pues ni hay adversarios, ni mal que temer. Yo, por tanto, he determinado ahora edificar casa al nombre de Jehová mi Dios, según lo que Jehová habló a David mi padre, diciendo: Tu hijo, a quien yo pondré en lugar tuyo en tu trono, él edificará casa a mi nombre. Manda, pues, ahora, que me corten cedros del Líbano; y mis siervos estarán con los tuyos, y yo te daré por tus siervos el salario que tú dijeres; porque tú sabes bien que ninguno hay entre nosotros que sepa labrar madera como los sidonios. Cuando Hiram oyó las palabras de Salomón, se alegró en gran manera, y dijo: Bendito sea hoy Jehová, que dio hijo sabio a David sobre este pueblo tan grande. Y envió Hiram a decir a Salomón: He oído lo que me mandaste a decir; yo haré todo lo que te plazca acerca de la madera de cedro y la madera de ciprés. (1ra. Reyes 5:2-8)

Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía. Mas Jehová dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra. Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días. Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas. Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante. Llamando, pues, Josué hijo de Nun a los sacerdotes, les dijo: Llevad el arca del pacto, y siete sacerdotes lleven bocinas de cuerno de carnero delante del arca de Jehová. Y dijo al pueblo: Pasad, y rodead la ciudad; y los que están armados pasarán delante del arca de Jehová. Y así que Josué hubo hablado al pueblo, los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, pasaron delante del arca de Jehová, y tocaron las bocinas; y el arca del pacto de Jehová los seguía. Y los hombres armados iban delante de los sacerdotes que tocaban las bocinas, y la retaguardia iba tras el arca, mientras las bocinas sonaban continuamente. Y Josué mandó al pueblo, diciendo: Vosotros no gritaréis, ni se oirá vuestra voz, ni saldrá palabra de vuestra boca, hasta el día que yo os diga: Gritad; entonces gritaréis. Así que él hizo que el arca de Jehová diera una vuelta alrededor de la ciudad, y volvieron luego al campamento, y allí pasaron la noche. Y Josué se levantó de mañana, y los sacerdotes tomaron el arca de Jehová. Y los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, fueron delante del arca de Jehová, andando siempre y tocando las bocinas; y los hombres armados iban delante de ellos, y la retaguardia iba tras el arca de Jehová, mientras las bocinas tocaban continuamente. Así dieron otra vuelta a la ciudad el segundo día, y volvieron al campamento; y de esta manera hicieron durante seis días. Al séptimo día se levantaron al despuntar el alba, y dieron vuelta a la ciudad de la misma manera siete veces; solamente este día dieron vuelta alrededor de ella siete veces. Y cuando los sacerdotes tocaron las bocinas la séptima vez, Josué dijo al pueblo: Gritad, porque Jehová os ha entregado la ciudad. Y será la ciudad anatema a Jehová, con todas las cosas que están en ella; solamente Rahab la ramera vivirá, con todos los que estén en casa con ella, por cuanto escondió a los mensajeros que enviamos. Pero vosotros guardaos del anatema; ni toquéis, ni toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel, y lo turbéis. Más toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová. Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron. Y destruyeron a filo de espada todo lo que en la ciudad había; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, las ovejas, y los asnos. (Josue 6:1-21)

Escrito por : Royal Queen
email: royal__queen@msn.com
Todos los derechos reservados
Prohibida su reproduccion sin previa autorizacion de la autora
Copyright (C) 2008.