Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Leí en el libro “Teología de la Mayordomía Cristiana de J. Faláo Sobrinho, que una gran empresa de Brasil, adopta un principio que ha sido reconocido como eficiente en su administración.

El principio es el siguiente: “Cualquier empleado que no progrese dentro de la empresa en un período normal de entrenamiento es despedido”.

El pensamiento de los dirigentes es que el empleado que no tiene ambición de mejorar, no ayuda a la empresa a progresar, crea un ambiente de desánimo, ejecuta sus tareas con indiferencia. La empresa quiere que desde el ascensorista hasta el presidente estén comprometidos con el progreso.

Los cristianos tienen todas las condiciones para progresar en todos los aspectos de la vida: 1) Tienen a su favor las promesas de Dios. 2) No tienen vicios morales que contaminen su cuerpo y les afecte. 3) Tienen el apoyo espiritual de la familia de Dios. La prosperidad de los verdaderos cristianos los integra más a la Iglesia, los hace más responsables de sus obligaciones; pero aquellos que se alejan cuando están ganando más, pero decaen en el servicio a Dios, la Biblia les dice “La prosperidad de los necios los echará a perder mas el justo tiene misericordia y da”.

Cuando aumentan las ganancias deben aumentar las ofrendas, a medida que prosperamos nos ejercitamos en la bendición de dar, el amor del Señor en nuestros corazones nos hace dadivosos. Cuando no hay desprendimiento de las cosas materiales no hay crecimiento, no hay desarrollo ni prosperidad en la medida que Dios desea prosperarnos.

La fidelidad con los bienes materiales está en el dar para la obra de Dios.

Lectura: 1corintios 16: 1-4

“Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré…” Mateo 25:23

Ramón Muñoz