¿Vives siendo esclavo del pasado?

Una de las mayores estrategias y armas del enemigo en la vida de todo cristiano es querer arrastrar a los hijos de Dios a su pasada manera de vivir; llevándole a los recuerdos, errores y malas decisiones que un día tomamos en nuestras vidas; ya sea estando en Cristo o antes de haber venido a sus pies; pero todavía aun lo mas difícil es que en muchas ocasiones no es el maligno sino nosotros mismos los que volvemos atrás.

Share

Descansa sobre la Roca

¿Te sientes Cansado, Cargado y Agobiado por las problemáticas de tu diario vivir a las cuales no sabes cómo darle Solución? Es tiempo de que Descanses Sobre la Roca Eterna que es Cristo Jesús.

Share

No Abandones Tu Lugar

Hoy es el día Determinarse a no Abandonar el Lugar en el cual Dios nos planto.

¿Has abandonado el lugar que te corresponde ocupar en tu hogar? ¿Has abandonado el espacio que te corresponde ocupar en el corazón de Dios, de tus padres, hermanos, hijos, esposo (a)?

Share

Más que Vencedor

Cristo es tu abogado defensor, Dios pelea tus batallas y el Espíritu Santo te guía a toda la verdad en medio de cualquier adversidad.
Cristo justificó toda tu condena por medio de su muerte; haciéndote más que vencedor.

“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.” Romanos‬ ‭8:37‬ .

Share

Viendo al Invisible

cielo1Hebreos 11:27 “Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible”.

Es paradójico para el ámbito humano el hecho de querer ver al Invisible. ¿Cómo podemos ver a alguien que sea invisible?, es ilógico pensar en esto y parece hasta un poco loco pensar que se puede lograr.

Share

¿Tenemos tiempo para hablar con Dios?

oracionCuando te levantabas esta mañana te observaba y esperaba que me hablaras, aunque fuera unas pocas palabras, preguntando mi opinión o agradeciéndome por algo bueno que te sucediera ayer. Pero noté que estabas muy ocupado buscando la ropa adecuada para poderte ir al trabajo.

Seguí esperando de nuevo. Mientras corrías por la casa arreglándote supe que había unos cuantos minutos para que te detuvieras y me dijeras HOLA, pero estabas demasiado ocupado.

Share