Viernes Santo: El camino del perdón

La muerte en una cruz constituia una pena denigrante, tanto que estaba destinada sólo para los esclavos, los provincianos y los criminales más bajos. No era común, por ejemplo, que se crucificara a un ciudadano romano; ellos tenían derechos que los protegían para no recibir esa muerte.

Pero Jesús, siendo judío, y habiendo atentado con sus enseñanzas contra las más preciadas instituciones religiosas y políticas, tanto romanas como judías, fue condenado al vilipendio de la cruz. ¡Crucifícale!, fue el grito enfurecido de una turba de fanáticos que creían que Jesús debía morir a causa de su irreverencia.

Share

Jueves Santo: El camino del servicio

Sucedió en la noche del jueves de aquella primera Semana Santa; la última en la vida terrenal de Jesús. Después de que el sol se ocultaba se daba inicio a la celebración de la Pascua, la fiesta más importante para todo el pueblo; aquella en la que se recordaban las acciones liberadoras de Dios cuando eran esclavos en Egipto.

Durante la mañana y la tarde de aquel jueves Jesús se preparó para la cena. Escogió el lugar, e hizo los demás arreglos. La muerte se aproximaba y él lo sabía muy bien. Por eso quiso hacer una cena diferente, en la cual lo más importante fuera la confraternidad con sus discípulos y en la que pudiera expresar sus palabras finales para ellos.

Share

Travesía espiritual

El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas

Los milagros que Dios obró a través de Moisés desafiaron a los numerosos dioses del faraón. Sin embargo, en otra época, hubo un monarca egipcio que impulsó la creencia en una deidad. El Faraón Akenaton indicó que el sol naciente y poniente era la gran deidad que daba vida a la tierra. El símbolo religioso de Atón, el dios sol, era un disco de luz con rayos que emanaban de él. Aunque la idea de este faraón se acercaba más al Dios único de la Biblia, aún seguía siendo idolatría.

Share

Aun No Es Tu Final

Es Hora de levantarse, es hora de que entiendas que si estas con vida en esta tierra es porque Dios te la ha dado para seguir cumpliendo su propósito en ti

Cuando a tu parecer las cosas se ven como el fin de todo para Dios solo son el comienzo de un nuevo nivel de Fe al cual te está introduciendo a través de una adversidad. Muchas personas se estancan, frustran y dejan a un lado sus anhelos por la sencilla razón de que problemas y dificultades se levantan en su contra pero ¿Será en realidad un problema matrimonial, económico, emocional, sentimental, ministerial o personal el fin de todo?

Share

Adicción a las redes sociales

Muchos han hecho de las redes sociales la vía para escapar de los problemas personales, familiares y sentimentales.

¿Pasas innecesariamente más de tres horas al día conectado al internet? ¿Dependes de las redes sociales para sentirte satisfecho en tu diario vivir? Si le dedicas más tiempo en tu vida diaria a Facebook, Twitter y a navegar en el internet que a tu superación personal, a Dios y a tu familia entonces te estás convirtiendo en un adicto a las redes sociales.

Share

Dios te libra de tu aflicción

Pasar aflicciones es algo normal pero el problema es estar encerrado en ellas todos los días. Es normal que en medio de la aflicción clamemos a un hermano en la fe, a un ser querido, a un amigo o a gente conocida para que nos ayude a salir de la situación en la que estamos pero, la pregunta es ¿En medio de tu Abatimiento has clamado a Dios Con Todo Tu corazón? ó ¿lo has dejado como la ultima opción en tu vida?

Share