Napoleón y El Soldado

Se dice que en cierta ocasión el Emperador Napoleón I se encontraba delante de un grupo de soldados, cuando de repente su caballo se desbocó; entonces un soldado raso se lanzó hacia el caballo, y, cogiendo el freno del caballo, pudo pronto detenerlo.

Se dice que Napoleón saludó al soldado raso y le dijo: “Gracias, mi capitán”. El soldado se sorprendió al oir a Napoleón decirle “capitán”, pues él era un simple soldado raso, pero inmediatamente pensó que se encontraba delante de Napoleón, y que si él quería, podía hacerlo capitán.

Share

Obediencia y Reposo

En una expedición de caza, una familia se detuvo para almorzar. Los niños jugaban a la sombra de un árbol, distantes de sus padres y del resto de los adultos del grupo.

De repente, el padre de uno de ellos, pegó un salto y gritó a su hijo: “Échate al piso” y éste lo hizo inmediatamente. Los otros en el grupo se impactaron al saber que una serpiente venenosa se arrastraba por el árbol lista para atacar al niño. Si lo hubiese mordido, habría muerto. Sólo el padre del infante vio la serpiente.

Share

Jesus Adrian Romero y Alex Campos – Razones Pa ‘ Vivir

Videoclip De Jesus Adrian Romero y Alex Campos Es una Cancion en concierto del disco Ayer te vi … fue mas claro que la luna. Exelente video !

Share

La niña de tus ojos

Video que demuestra la grandeza de nuestro Dios y el cuidado que el tubo al escojernos desde el vientre de nuestra madre y el cuidado que nos da a cada uno de nosotros… SALMO 139: 14-16

Share

Un Dólar

Un joven predicador fue invitado a último momento para que predicase un sermón en la iglesia de su ciudad. Siguiendo un impulso, usó como tema uno de los Diez Mandamientos: “No hurtarás”. A la mañana siguiente, subió a un autobús y le dio al conductor un billete de un dólar.

Share

Sacrificio de Amor

Una trabajadora cristiana, que servía entre los desamparados de Londres, fue una verdadera inspiración para un hombre que la estaba observando. Cuando le preguntó que había inspirado su fe cristiana, ella le contó su historia.

Como joven judía, había huido de la GESTAPO alemana en Francia, durante la Segunda Guerra Mundial. Estuvo a punto de que la capturaran, después de haber encontrado refugio en casa de un protestante francés. Vino de pronto una viuda cristiana diciéndole que debía escapar inmediatamente hacia un nuevo lugar.

Share