El ángel de la cárcel

En la celda en el extremo del pasillo oscuro apenas caben un camastro, un escritorio y una silla plegadiza.

Este es el hogar de la hermana Antonia Brenner, una monja estadounidense que creció en Beverly Hills, pero abandonó una vida de lujos para vivir en una lúgubre prisión mexicana.

Sus nuevos vecinos no son astros de Hollywood sino asesinos, narcotraficantes y contrabandistas de inmigrantes. Todos la llaman el “ángel de la cárcel”.

Share

Comiendo Pasto

Una tarde un abogado iba en su limusina cuando vio dos hombres al costado de la ruta comiendo pasto. Preocupado, ordenó a su chofer detenerse y bajó a investigar. Le preguntó a uno:

-¿Por qué están comiendo pasto?
-No tenemos dinero para comida, dijo el pobre hombre. Tenemos que comer pasto.
-Bueno, entonces Uds. vengan a mi casa y yo los alimentaré dijo el abogado.
-Pero Sr. tengo esposa y dos chicos conmigo. Están allí, debajo de aquél árbol.
-Que vengan también, dijo el abogado. Volviéndose al otro pobre hombre le dijo:

Share

La Osa, el hombre y Dios

Ella era una osa, una enorme osa gris, del Parque Nacional de Montana, Estados Unidos. Cuando se ponía de pie, medía fácilmente dos metros y medio.

Él era Dean Lengkeek, un hombre de sesenta y cuatro años de edad que, acompañado de su esposa, tomaba un paseo por ese parque. El paseo era por un sector del bosque de pinos en la ladera de la montaña.

Cuando Dean y su esposa Lorraine estaban extasiados contemplando la creación de Dios, la osa atacó. Agarró al hombre con sus dientes y lo zamarreó como un trapo viejo. Dean y Lorraine hicieron lo que para ellos era normal: clamaron a Dios.

Share

En busca de un tesoro

Un granjero chino lleva 16 años excavando a martillo y cincel una montaña guiado por un sueño que le desveló la existencia de un tesoro en las entrañas de la provincia de Yunnan (suroeste), informó hoy el periódico China Daily.

El rotativo cuenta que Ma Qingrong, de 62 años y natural del condado de Dayao, soñó en 1990 el hallazgo de una gran fortuna escondida en la montaña de Maanshan, a escasamente 20 kilómetros de su aldea.

Share

Gerardo Mejia – Sueña – Musica

Share

Hoy Recibí Flores

No es mi cumpleaños o ningún otro día especial; tuvimos nuestro primer disgusto anoche, y él dijo muchas cosas crueles, que en verdad me ofendieron. Pero sé que está arrepentido y no las dijo en serio, porque él me mandó flores hoy.

¡Recibí flores hoy!

No es nuestro aniversario o ningún otro día especial; anoche me lanzó contra la pared y comenzó a ahorcarme. Parecía una pesadilla, pero de las pesadillas despiertas y sabes que no es real; me levanté esta mañana adolorida y con golpes en todos lados, pero yo sé que está arrepentido; porque él me mandó flores hoy.

Share