Aqui Estoy – Jesus Adrian Romero

Share

Dios sabe…

Cuando estás cansado y desanimado tras esfuerzos infructuosos,
Dios sabe cuán duro lo has intentado.

Cuando has llorado por mucho tiempo y tu corazón está angustiado,
Dios ha contado tus lágrimas.

Si sientes que tu vida está estancada y que el tiempo te está pasando de largo,
Dios te está esperando.

Share

La flor de la honestidad

“… Se cuenta que allá para el año 250 A.C., en un Reino lejano, un Príncipe de la región norte del país estaba por ser coronado Rey, pero de acuerdo con la ley, él debía casarse.

Sabiendo esto, él decidió hacer una competencia entre las muchachas de la corte para ver quién sería digna de su propuesta. Al día siguiente, el príncipe anunció que recibiría en una celebración especial a todas las pretendientes y lanzaría un desafío.

Share

Diez pasos en un nuevo año

Hemos comenzado un nuevo año como un reto grande pero también como un regalo de bendición de Dios. Hoy, quizás te preguntas como puedes vivir de tal manera que al terminar este año puedas tener grandes alegrías y satisfacciones. He aquí 10 pasos que necesitas dar con firmeza si quieres finalizar este año con grandes satisfacciones:

Estos son mismos 10 pasos que Dios le pidió a Josué que diera cuando iba a poseer la tierra prometida. Un nuevo año es una tierra prometia.

Share

Falla en el sistema de frenos

Altas cumbres de los Andes venezolanos. El camino baja y sube como grisácea serpiente de cemento. Hay curvas, y hay descensos, y hay abismos que se abren a ambos lados del camino, ora a la izquierda, ora a la derecha. Los paisajes son de ensueño, y el tiempo, bueno y plácido.

Un autobús del liceo militar «Jáuregui» corría a excesiva velocidad. Iba cargado de jóvenes estudiantes. Al aproximarse a un puente entre las localidades de La Grita y La Fría, estado de Táchira, el chofer intentó aplicar los frenos. Pero los frenos no respondieron. El autobús falló la entrada al puente y cayó al abismo.

Share

Buenas noticias

“El Espíritu de Jehová el Señor esta sobre mí…”. Isaías 61:1

Un joven cristiano amigo mío compró un celular recientemente, al contarme de ese hecho le pregunte si se le podían enviar mensajes de texto, a lo cual respondió que si, entonces anote su número y le dije que esperara entonces que le llegaran mis mensajes a su celular.

Cuando estuve en mi computador, abrí la pagina donde se deben escribir los mensajes de texto y con la inspiración del Santo Espíritu, hice uno muy especial, en la noche cuando vine a revisar mi correo, encontré un mail de este joven donde me decía que al recibir mi mensaje había dado gritos de alegría, que se sentía feliz por ese mensaje tan especial que le llegó en el momento oportuno, que me agradecía mucho.

Share