La Amistad

La amistad es despertar
a un día lleno de alegrías,
es tener con quien llorar
cuando el tiempo nos lastima.

Ser amigo es respirar
el aire que tú respiras,
es seguir el caminar
cultivando la semilla.

Share

Roberto Orellana – Mi nuevo amor

Jesus es ese nuevo y unico amor que puede llenar tu alma. Ese amor que sigue siendo inigualable, incomparable, inmensurable, llena las vidas de gratas bendiciones dia con dia.

Share

El Viento y el Sol

El sol y el viento discutían sobre cuál de dos era más fuerte.
La discusión fue larga, porque ninguno de los dos quería ceder.
Viendo que por el camino avanzaba un hombre, acordaron en probar sus fuerzas desarrollándolas contra él.

-Vas a ver- dijo el viento- como con sólo echarme sobre ese hombre, desgarro sus vestiduras.

Y comenzó a soplar cuanto podía. Pero cuanto más esfuerzos hacían, el hombre más oprimía su capa, gruñendo contra el viento, y seguía caminando.

Share

La bailarina

Una joven había tomado clases de ballet durante toda su infancia, y había llegado el momento en que se sentía lista para entregarse a la disciplina que la ayudaría a convertir su afición en profesión.

Deseaba llegar a ser la primera bailarina y quería comprobar si poseía las dotes necesarias, de manera que cuando llegó a su ciudad una gran compañía de ballet, fue a los camerinos luego de una función, y habló con el director.

Share

Gracias Señor!

Para entrar en la presencia de Dios debemos primero darle GRACIAS. Todos tenemos muchisimas cosas que agradecerle a Dios!

Las mujeres no somos histéricas –como dicen algunos-, sino históricas, por cuanto somos perfectamente capaces de hacer remembranza de eventos pasados de hace uno, dos, tres, cinco, diez, y hasta treinta o cuarenta años.

Una memoria tan prodigiosa seria perfecta si recordáramos mas las bendiciones que aquellas cosas que han sido tristes o dolorosas, o que aquellas que no hemos logrado.

Share

Tu puedes salvar vidas

Un día, después de las clases, al caminar Marcos desde la escuela hacia su casa, observó cuando un joven delante de él se tropezó, dejando caer libros, dos abrigos, un bate de pelota, guantes y una pequeña grabadora. Agachándose, Marcos ayudó al joven a recoger los artículos regados. Ya que iban en la misma dirección, también se llevó una parte de la carga.

Al seguir caminando juntos, Marcos supo que el joven se llamaba Guillermo, y que a él le gustaban mucho los juegos de video, pelota e historia, pero que tenía bastante problema con algunas asignaturas. Además, acababa de romper con su novia. Llegados a la casa Guillermo, este invitó a Marcos a entrar.

Share