Como un papalote

Los ingenieros contratados para construir un puente de suspensión sobre el río Niágara enfrentaron un serio problema: cómo llevar el primer cable de un lado del río hasta el otro. El río era demasiado ancho como para tirar un cable al otro lado y excesivamente rápido para ser cruzado en bote.

¡Al final un ingeniero trajo una solución! Con un viento calmado y favorable, se alzó un papalote y se le dejó ir río arriba y aterrizar en el lado opuesto.

Share

El diamante Koh-i-noor

El diamante Koh-i-noor se encuentra entre los más espectaculares del mundo. Es parte de las joyas de la corona Británica, presentado a la Reina Victoria por el marajá de la India cuando este apenas era un muchacho.

Años después, cuando él ya era un hombre mayor, el marajá visitó a la Reina Victoria en Inglaterra. Pidió que la piedra fuera traída de la Torre de Londres donde se mantenía guardada con seguridad, hasta el Palacio de Buckingham. La reina hizo según lo pedido.

Share

El más grande descubrimiento

James Simpson es el ilustre científico que en 1847 introdujo en cirugía el cloroformo, descubierto dieciséis años antes. Por esa razón recibió las felicitaciones de sus colegas del mundo entero; también se organizó una pequeña fiesta para celebrar el mérito del sabio.

Al final de la ceremonia, Simpson se levantó para agradecer a los médicos por las alabanzas de las que era objeto. Al terminar su discurso, agregó: «Hice un descubrimiento mucho más grande que aquel por el cual me honráis».

Share

El Reinado que Prevalece

Se miraban seria y fijamente desde la posición de cada uno, tenían todo ya dispuesto, cada quien muy alerta en su lugar de defensa y de ataque, eran reyes en disputa por un solo espacio, sólo el dominio de un reinado podía persistir, eso equivalía a avanzar, vencer y conquistar destruyendo al oponente y su reinado.

Los ejércitos estaban firmes en su sitio, mirando escrutadoramente a su enemigo, estudiando, examinando y calculando sus posibles movimientos. Todo estaba listo, todo estaba dicho, todo pronto iniciaría y ya nada lo podría detener.

Share

En el infierno

Share

¿Quiere crecer?

Hace algunos años conocí a un creyente rebosante de alegría. Por desdicha las cosas cambiaron. Me dice que aún lee la Biblia, pero sin interés y casi siempre los mismos versículos. En realidad se halla en un estado de estancamiento.

Decepcionado y aun avergonzado por la falta de profundidad de su vida espiritual, aspira a llegar a ser un cristiano adulto, equilibrado, que conoce a Dios y obra para agradarle.

Share