Juan Wesley

Juan Wesley, el Padre del Metodismo, nació en 1703, fue uno de los quince hijos del Rdo. Samuel Wesley, quien era clérigo de la Iglesia Anglicana que no se apegó estrictamente a las prácticas de esa secta. Juan entró en el colegio de Christ Church, de la Universidad de Oxford en el año 1720. Allí permaneció
hasta su ordenación en 1725.

Durante los primeros años en la escuela, como él mismo confiesa, no tenía “la menor idea de santidad interior, y cometía habitualmente el pecado y aun frecuentemente con gusto”.

Share

La ofrenda de la viuda

Una joven filipina quedó viuda con seis niños que sostener. Vivía con muchas privaciones y afanes; se levantaba a las cuatro de la mañana todos los días, cocinaba, lavaba, planchaba, preparaba la comida que los niños llevaban a la escuela, y a los más pequeños los atendía en todas sus necesidades.

Después se iba a trabajar al campo a fin de ganar suficiente arroz y maíz para alimentar a su familia. Muchas veces, mientras los niños dormían por la noche, ella pensaba en la forma en que podría lograr que el dinero le alcanzara para pagar la colegiatura de alguno de sus niños, o para suplir alguna otra necesidad.

Share

Juan y compañia

—¿Puedo depositar dinero en ese banco?-  Un joven de quince años, pobremente vestido se paró frente a la ventanilla del cajero del banco en el pequeño pueblo de Barwick, del estado de Georgia, EE.UU. de A. Todo su aspecto de miseria y pobreza indicaba que sería hijo de un mediero de alguna de las pequeñas granjas de la región, gente que por diversas razones generalmente se encuentra en mala situación económica.

Tres hojas de cartón, metidas dentro de sus zapatos completamente gastados, reemplazaban la suela que ya casi había desaparecido.

Share

Papito mio: ¡tú estas vivo!

Le recuerdo como el que fue, el mejor hombre del universo después de Jesús, aquel que Dios eligió para ser mi progenitor, sin duda el hombre más integro que conocí, su mano firme en todo, su sonrisa seria y cálida, su mirada serena e invencible, su voz de autoridad y de amor. Me fue fácil conocer a Dios, porque por ese hombre lo conocí, su amor, su cuidado, su paternidad, todo me lo dio, su paciencia, su conocimiento, sus valores.

Pero Dios siempre fue, es y será mi Padre Real, mi Padre Eterno, mi Único Padre Dios. El que me pensó, me creo y me formo para EL.

Share

Los padres cristianos según la Biblia

El mandamiento más grande en la Escritura es este: “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.” (Deuteronomio 6:5) Retrocediendo al verso 2, leemos, “.. para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tu, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados.” Siguiendo los versos, más adelante dice, “Y esas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes” (versos 6-7).

Share

Celebrando el día del padre

Llegamos ya en este año a la celebración familiar del Día del Padre, y que corresponde todos los años, el tercer domingo del mes de Junio, lo cual permite unir los sentimientos, alrededor del hombre como progenitor, junto a otro ser tan querido como es la madre.

El verdadero sentido involucra a toda la familia, incluyendo a los abuelitos, si están cerca, para visitarlos y disfrutar juntos de la alegría con una comida especial, sin que falte el regalo, que es la expresión del cariño; y si están lejos ausentes, la modernidad del teléfono, permite acercarnos a ellos, con un afectuoso saludo.

Share