Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Uno de los enemigos más peligrosos que se introduce sutilmente en los matrimonios, familias y hogares son las deudas. Y por supuesto, quien no va a dejarse envolver por los ofrecimientos de pago a largo plazo con un mínimo interés y  el querer tener cosas que según de otra forma nunca se podrían obtener carros, casas, muebles, prestamos etc.

Las deudas roban la paz, esclavizan y enferman físicamente; además hacen que la gente se vuelva malhumorada, agresiva y hasta grosera.

Muchas personas viven en una angustia inacabable, bajan de peso, permanecen con un semblante de preocupación todo el tiempo y no pueden disfrutar de su familia, por el simple hecho de que no saben cómo pagar sus deudas. No es la Voluntad de Dios que te metas en deudas.

No debáis a nadie nada. Romanos 13:8

Aquello lo cual has pensado comprar al crédito de igual forma lo puedes comprar al contado si empiezas a ahorrar. Generando deudas lo único que encontraras es dolores de cabeza, cambios de actitud y posiblemente golpes traumáticos para tu economía. Es tiempo de empezar de nuevo.

Tal vez ya caíste en una de esas trampas y te endeudaste pero, déjame decirte que ese error casi todos lo cometen, sin embargo el detalle es que no vuelvas a caer en lo mismo, aprende a estar contento con lo que tienes.

No codicies lo que los demás o la moda te ofrece, no te metas en deudas porque te aseguro que serás esclavo de las mismas.

 

Por Guia del Espiritu Santo
Carlos y Chantalle Villarreal
Pastores y Evangelistas  Miami-  FL USA.