Alientodiario.com

Un devocional cada dia

El noviazgo es el reflejo del matrimonio. Por eso es que hoy en día hay muchos fracasos matrimoniales.

Si hay algo que se vive dentro del noviazgo se llama TENTACION, pero la tentación dice el Libro de Santiago es originada por nuestras propias pasiones, es decir, somos arrastrados por aquellas cosas que hay fuera de nosotros a causa de lo que existe dentro de nosotros. Hace un tiempo me decían unos muchachos que andaban de novios «LO QUE SUCEDE ES QUE NO SOPORTAMOS LA TENTACION» a lo cual les respondía:  “El Amor todo lo espera, todo lo soporta.” 1Corintios 13:7

Si son novios y dicen que se aman pero no tienen la valentía de esperar hasta su matrimonio para tener intimidad, no es amor lo que sienten, si son novios y dicen que se aman y no poseen la fortaleza para soportar la tentación simplemente no es amor lo que sienten sino pasión y tan pronto como se satisfaga ese deseo empezaran a despreciarse, irrespetarse y hasta llegar al punto de odiarse.

Como nos gusta meternos en problemas sin tener necesidad. Muchos jóvenes están en esta situación que no soportan la tentación y han caído una y otra vez y lo peor es que siguen en lo mismo, se excusan, tienen argumentos y toda clase de teoría pero déjame decirte que si has entablado una relación en base a la tentación mas temprano que tarde todo se derrumbara ya que edificar sin Dios es perder el tiempo. Muchos dicen: Pero ¿qué hago si cada vez las ganas de tener intimidad es más fuerte?

Te quiero decir cuatro cosas:
1-Eviten estar a solas.
2-Ponganse limites.
3-Dejen los besos y manoseos.
4-Dediquen tiempo a orar y leer la Biblia juntos.

El noviazgo es el reflejo del matrimonio. Por eso es que hoy en día hay muchos fracasos matrimoniales, a causa de que se gustan pero no se aman, ya que si se amaran respetaran las leyes que tiene el amor. Todo lo que existe en el cielo y tierra actúa bajo leyes y no podemos transgredirlas, puesto que si lo hacemos vendrán consecuencias de las cuales nos vamos a arrepentir.

Pero la raíz de todo fracaso en cuanto a las relaciones sentimentales es que no se fundamentan en aquel que las estableció «DIOS». Y es más, antes de caer en la tentación Dios te da la oportunidad de salir de ella pero, si este más comprometido con la tentación que con Dios no podrás zafarte de la misma.

Ten claro que después de cada decisión van a venir resultados. Recuerdo a unos jóvenes que Vivian viendo películas que les despertaban deseos desordenados y a causa de ello quedaban envueltos en la fornicación; lo cual era generado por ellos y no por el maligno; en el noviazgo las relaciones intimas no son provocadas por el enemigo sino por ti.

Por Guia del Espiritu Santo
Carlos y Chantalle Villarreal
Pastores y Evangelista,  Miami FL USA.