La Paz de Dios



La paz no está relacionada con la ausencia de problemas, dificultades o conflictos externos; sino con la condición de tranquilidad, armonía y quietud con Dios en la que se encuentra tu alma por encima de lo que ocurra fuera de ti.

Esa paz solo la puede dar Dios. Ni el mucho dinero, vacaciones, bienes materiales o lujos de esta vida pueden producir en ti la paz verdadera, duradera e incondicional que solo es otorgada por el Señor.

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”
‭‭Filipenses‬ ‭4:7‬

La Paz de Dios supera, aventaja y va por encima de los conflictos en los cuales te puedas encontrar en este día. Esa paz es más que un sentimiento, emoción o estado de ánimo; es un don o regalo que Dios da a aquellos que confíen, tengan fe y desarrollen una convicción firme en su palabra.

Esa paz de Dios supera las inseguridades de tu mente, guarda tu corazón de toda confusión y es la encargada de guardar tus pensamientos y tu vida dentro de Cristo Jesús.

Tus continuos miedos, preocupaciones, depresiones, confusión, inseguridad y desesperación es a causa de la ausencia de la paz de Dios en ti.

Si las adversidades, problemas y conflictos externos te robaron la paz; hoy debes recuperarla y llenarte de esa paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento para echar fuera tus temores y afirmarte en sus promesas.

Oración:
Dios, hoy afirmo mi fe en tu palabra, confío en ti y te doy gracias porque tu paz guarda mi corazón y pensamientos dentro de Cristo Jesús. Amén

Pastor Carlos Villarreal
www.carlosvillarreal.org

Share