Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Pueda que fallaste nuevamente, pero ¿Sabes?, Dios te ama tanto que no se ha olvidado de ti
Un hombre de Dios debe ver mas allá de lo que ven sus ojos, debe ver con sus ojos espirituales.

El tipo de hombre y el tipo de mujer que Dios espera que busquemos para compartir nuestra vida se encuentra descrito en la Biblia. La mujer que Dios quiere para sus hijos (Proverbios 31) El pasaje muestra una serie de consejos de una madre preocupada por un hijo, donde expresa claramente el tipo de mujer que espera que su hijo elija como compañera.

1. Una mujer que enriquezca tu vida (vrs. 3 ): La madre de Lemuel le aconseja que no dé su fuerza a las mujeres. El término fuerza mencionado también significa vigor, valor y virtud… Esta frase da a entender que hay mujeres que quitan fuerza o valor a los hombres, los hace débiles en la fe. Busca una mujer que aporte fuerza espiritual y moral a tu vida. Alguien que se preocupe por ti, que no quite sino añada virtudes en tu vida para que juntos glorifiquen al Señor.

2. Una mujer virtuosa (vrs. 10): Otras versiones dicen ejemplar, la versión de Jerusalén dice completa. La palabra traducida como virtuosa es la misma que aparece en el versículo 3 como fuerza. También el versículo menciona que dicha mujer es difícil de encontrar pero no imposible. Eso indica también que no es una mujer común y corriente, es una mujer especial, es por ello que se le valora mucho más que a una piedra preciosa. Esto es porque Dios le ha dado un valor especial que aportará también valor a tu vida.

3. Una mujer en la que se pueda confiar (vrs. 11-12): Busca una mujer digna de confianza, en la que puedas confiar todo lo que tienes y lo que eres porque ella tendrá cuidado de ti. Debe ser una mujer de bien, una mujer que sepa administrar los recursos que tú deposites en ella.

4. Una mujer trabajadora (vrs. 14-16): Una mujer trabajadora, que aporte para el crecimiento familiar. Una mujer que desde temprano está atenta a servir y a organizar para el bienestar de los suyos. Es una mujer que sabe sacar ganancia de lo que viene a su mano.

5. Una mujer de verdad (vrs… 17): El pasaje habla de una mujer que ciñe sus lomos. Efesios 6 habla que el cristiano debe estar ceñido con la verdad. Busca una mujer que su boca hable verdad, aun cuando se equivoque, que te diga la verdad de lo que hace y es. Es una mujer que se apresta o calza para trabajar. Efesios también menciona que el apresto que debemos llevar es el del evangelio. Busca una mujer que viva el evangelio de Cristo.

6. Una mujer próspera y que mantenga su lámpara encendida (vrs. 18): Es una mujer que progresa integralmente. No se conforma con lo que tiene ahora, sino que sueña con mejorar su presente y esto lo logra teniendo su lámpara encendida, siendo esta lámpara la Palabra de Dios hecha real en su vida.

7. Una mujer compasiva con los suyos y con los demás (vrs. 19:21):
Estos pasajes hablan de una mujer que con sus manos protege a los suyos y a los desprotegidos. No es una mujer egoísta, es una mujer que comparte lo que tiene y lo que sabe hacer para beneficio de todos.

8. Una mujer que se arregla (vrs. 22): Al parecer el arreglo personal también aparece en la lista de cualidades. El púrpura y el lino eran utilizados por los reyes, ella se arregla cual reina para los suyos. Es una mujer que se preocupa de los suyos sin descuidarse a si misma. Ella misma consigue los recursos para verse bien.

9. Una mujer que hace que su esposo sea respetado por la reputación de ella (vrs. 23): Es una mujer que hace que su esposo sea respetado. Una mujer que añade al prestigio de esposo con su conducta y testimonio.

10. Una mujer de cualidades (vrs. 24-29):
Una mujer de fuerza, de honor, de optimismo, de sabiduría, de amor para instruir (NVI), pendiente de las necesidades de su hogar y que come el pan que se ganó con trabajo no con pereza…

11. Una mujer de belleza interior (vrs. 30): E
stamos viviendo un tiempo donde la belleza y el placer son el todo del hombre. Un hombre de Dios debe ver mas allá de lo que ven sus ojos, debe ver con sus ojos espirituales. La belleza física termina con el pasar de los años, la belleza interior es la que perdura para siempre. La verdadera belleza radica en el Temor a Jehová. Busca una mujer que actué en temor a Jehová.

El mensajero