Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Hoy, levanto mi mirada a la eternidad y podré mirar aun más allá de las nubes la gloriosa manifestación del Hijo de Dios.

Gloriosa manifestación que se desplegó el día de la ascensión, siendo recibido en gloria luego de su conquista en el calvario. Rey de reyes y Señor de señores, sentado a la diestra del Padre con Poder y majestad.

Hoy levanto mi mirada y contemplo su hermosura y digo maravilloso, que maravilloso es el Salvador y mi Señor. Manifestado en Gloria. Pero, la Biblia me da promesa de esperanza de que un día será manifestado en su gloria visiblemente en las nubes y juntamente con él seré manifestado en gloria.

Si bien es cierto que seremos manifestados en gloria con él, nunca debo olvidar que necesito prepararme para ello. La vida no puede ser tomado como episodios aislados de mi diario vivir. Necesito prepararme para los próximos episodios.

La vida es como un drama donde los actores necesitan prepararse y vestirse ante de entrar en escena. Muchos son los que entran en las escenas de la vida sin prepararse y sus papeles son mediocres y los dramas de sus vidas sin aliento, sin gusto y sin color. El drama más grande en el cual actuaré será el día en el cual el Señor sea manifestado en gloria y juntamente con él, nosotros seremos manifestados. Hoy, tomo este día como la oportunidad preciosa de prepararme para esa manifestación.

Como me prepararé?- Me preparare buscando la dependencia en aquel que vive para siempre. Me prepararé viviendo en sus promesas y obedeciendo sus demandas. Me prepararé siendo un instrumento útil en sus manos y trasmitiendo su gloria como un canal puro y limpio que vive por él y para él.

Padre celestial: Gracias por tu generosidad y gracia derramada sobre nosotros en la persona de tu amado hijo Jesucristo. En él tenemos la provisión para este tiempo y para la eternidad. El murió para que nosotros podamos ser perdonados y el vive para que nosotros vivamos. El regresará y será manifestado en gloria como tu ya lo has determinado Padre. .y en tu gracia y misericordia nosotros también seremos manifestados juntamente con él en gloria. Ayúdame a vivir hoy de tal manera que pueda

prepararme para la próxima y gloriosa escena que se realizará en las nubes, cuando los cielos se abran y los ojos de los santos veamos la más grande manifestación de gloria. Mientras Jesús regresa viviremos para ti y te adoraremos realmente de corazón. Amen.
Dr. Serafín Contreras Galeano.