Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Muchos de nosotros conocemos la frustración y exasperación de perder algo y no poder encontrarlo. Finalmente en desesperación oramos y el Señor nos dirige hacia lo perdido. Henry Bosch nos cuenta como Dios utilizó a una mariposa para que encontrara un papel perdido.

«Una pobre viuda estaba tremendamente angustiada cuando recibió la cuenta de una deuda bastante grande que ya había sido cancelada. Debido a que ella no podía encontrar el recibo, tuvo temor de que le tocaría pagar nuevamente tan grande suma.

La mayoría de sus ingresos habían sido utilizadas en el funeral del esposo, así que ella oró específicamente para que Dios le mostrara como encontrar prueba de tal paga.

Algunos días más tarde, un cobrador vino a la casa de la viuda, y la amenazó con demandarle en corte si ella no conseguía el dinero en los próximos días. Precisamente en ese momento una mariposa entró por una ventana que estaba abierta. El hi-jito de la viuda empezó a perseguirla, esperanzado en añadirla a su colección para un proyecto de la escuela. Mientras él trabajaba de cogerla, la mariposa aligeró hacia la parte trasera de un sofá y se escurrió por debajo.

 El muchacho no pudo mover por sí solo tan pesado mueble, así que le pidió al cobrador le ayudase. Cuando ellos movieron el sofá a un lado, un papel cayó al suelo. Al recogerlo, la señora le dio una mirada rápida, y sus ojos saltaron con excitación. Para gran alegría, ese papel era el recibo perdido. Su oración de fe había sido honrada por Dios.»