Evitar el chisme es muestra de fidelidad



Proverbios 11:13 “El que anda en chismes descubre el secreto; Mas el de espíritu fiel lo guarda todo” No se porque razón pero en cada Iglesia Cristiana no pueden faltar los chismes, hay hermanitas y hermanitos que se lucen para esto, hay quienes pareciera que han estudiado una maestría en chismes y otros que lograron sacar el doctorado, pero lo que si no podemos negar es que lastimosamente esto es algo que no podemos obviar en las Iglesias.

Ahora bien, ¿Consideras tu que es bueno para la Iglesia mantener un ambiente lleno de chisme?, definitivamente no es bueno para la salud espiritual de la Iglesia, pero ¿Por qué razón hay chismes en las Iglesias?

Es difícil dar una respuesta al hecho del porque de los chismes en la Iglesia, pero la verdad es que esto seda simple y sencillamente porque no existe en algunos un espíritu fiel.

La Biblia habla en el versículo que leímos al inicio que el que anda en chismes descubre el secreto, mas el de espíritu fiel lo guarda todo, en pocas palabras si utilizamos estas palabras inversamente podemos decir que el de espíritu infiel lo describe todo.

Hay algo en la Iglesia que tiene que existir y no debe faltar, y es la fidelidad, una Iglesia sin fidelidad no es una iglesia convertida y la fidelidad se muestra primeramente con tu hermano, pues ¿Cómo puedes decir que quieres ser fiel a Dios si no puedes ser fiel a tu hermano?, la Fidelidad es se muestra en todo ámbito y con toda persona, no solo con Dios, tu no puedes decir yo soy fiel a Dios, pero no puedo ser fiel a mi hermano, ¿Cómo es posible esto?

Hermano amado, es hora de que entendamos la importancia de ser fieles los unos con los otros, los chismes además de demostrar infidelidad, también demuestran la falta de oración y de una verdadera comunión con Dios, pues una vida convertida realmente con todo su corazón no andará en chismes.

Las personas chismosas además de ser infieles y de quedar mal con Dios, también no son gratos a las personas, no me dejaras mentir que esta clase de persona son indeseadas a tal punto de que cuando se acercan a una platica, todos se quedan callados para no caer en el error de darle de que hablar.

Todos en momento determinado hemos caído en este problema, algún chisme a lo mejor se nos escapo, pero hay una gran diferencia en haber fallado una vez a estar fallando constantemente o diariamente.

Tampoco podemos juzgar a tal punto de apartar a esta clase de personas, lo mejor seria que con la unción del Señor y con palabras adecuadas, hablásemos con estas personas para reconvenirlas del problema tan grande en que están cayendo.

Amigo mío, te invito a que seamos fieles con todos y mas aun con Dios, a que demostremos que lejos de ser chismosos somos hermanos dispuesto a ayudar, que demos testimonio a los inconversos que las cosas viejas pasaron y que la Iglesia es un lugar donde habemos personas transformadas y que adoramos y alabamos el Nombre del Señor.

El chisme avergüenza, mas la fidelidad es recompensada.

Autor: Enrique Monterroza
reflexionesydevocionales.blogspot.com

Share