Alientodiario.com

Un devocional cada dia

En este momento te hablo una palabra profética de parte de Dios; ya basta de estar en escases de paz, de gozo, de libertad, de economía, de trabajo.

Cuenta una anécdota de un misionero el cual fue a una ciudad un poco lejana de su tierra a visitar a unos parientes; estos tenían muchas tierras y al llegar al destino que se había trazado se llevo la sorpresa de que vivían en un ranchito y toda la finca estaba llena de monte ya que ellos no sembraban nada y lo único de lo cual vivían era de una vaca; impresionado por esto le pregunto a los de la casa que desayunaban, almorzaban y cenaban; estos le contestaron que leche de la vaca, queso de la vaca y pan con mantequilla de la vaca.

Teniendo esta idea clara el misionero la madrugada antes de regresar a su casa fue y agarro la vaca y la tiro por un precipicio ; al darse cuenta la gente de casa que ya la vaca no estaba la buscaron por todas partes pero nada que la hallaron; paso un tiempo largo y el misionero volvió a visitar a la misma familia y cuando entro a la finca no podía creer lo que estaba viendo una casa que parecía una mansión, los terrenos llenos de siembras, gente trabajando , autos de la ultima década , todo cercado ; y cuando le pregunto a los de casa como habían logrado eso ellos dijeron que al haber perdido la vaquita que tenían se pusieron a hacer algo para salir adelante y fue de esa manera que lograron alcanzar todo lo que tenían hasta ese día.

Muchos hermanos en la fe están aferrados a la vaquita llamada trabajo,  talento,  don,  conocimiento de las escrituras, de creer que todo lo saben y no se sueltan de ello para ir en busca de mas; esta familia para poder entrar a cosas mejores tuvieron que ser despojados de posiciones las cuales les estaban atando y no le permitían ir en pos de cosas mayores a las que antes tenían.

Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.
Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas.
Isaías 54:2-3

En este momento te hablo una palabra profética de parte de Dios ; ya basta de estar en escases de paz , de gozo, de libertad, de economía, de trabajo, de armonía en el hogar ; es tiempo de que ensanches el sitio de tu tienda y de que te extiendas y ya no camines con una mentalidad de escases en todos los sentidos ; es tiempo de que luches por cosas mayores de las que hasta ahora has alcanzando ; el peor error que una persona puede cometer es creer que ya lo tiene todo y que ya no necesita más de nada ni de nadie.

Independientemente de que seamos siervos de Dios y dependamos personalmente de El siempre necesitamos de hermanos en la fe ; sin embargo hay personas las cuales creen que con lo que saben y con lo que son hasta el momento ya eso basta pero; déjame decirte que llego la hora de que refuerces tus convicciones con el poder de la palabra de Dios creyendo que es la fe en Cristo la cual te impulsa en lo que resta de este año a luchar por cosas mayores en tu hogar , en tu familia, en tu matrimonio , en tu vida como cristiano, en tu trabajo; y déjame decirte que Dios te ha sellado para que te extiendas y llegues a horizontes y lugares los cuales tus padres ni tus antepasados lograron llegar con el propósito de que tus hijos sean herederos de aquellos emprendimientos que tú hiciste y habiten lo que un día había estado sin habitar.

Todo el terreno de la familia  la cual hablaba estaba desierto, asolado y sin habitar por descuido de ellos mismos; hasta que llego el momento en donde Dios les impulso a cosas más grandes quitándoles aquello que les estaba estorbando ya que de otra manera ellos mismos no lo habrían hecho por si solos. No importa la actitud que han tomado los que están a tu alrededor al quedarse estancados en la vida; tú debes levantarte y ya no vivir estrecho, sin visión, sin metas, sin propósito y sin destino; es tiempo de que ensanches el sitio de tu tienda y ya no vivas escaso.

Si hasta este día te habías quedado encerrado en que lo tenias todo, o en que todo lo sabías y no te dejas ayudar por los demás y peor aun usas la palabra de Dios para escudarte y atacar a los demás creyendo que es la mejor excusa para quedarte encerrado en lo mismo de siempre, que tal si oramos juntos a Dios.

Padre Nuestro que estás en los Cielos en este momento me rindo a ti, me aferro de tu palabra y refuerzo mis convicciones en ti , me propongo ensancharme y ya no estar en escases en todos los sentidos , gracias te doy porque tu palabra viene a mi vida y yo la recibo en el Nombre Poderoso de Jesús. Amén.

Por Guía del Espíritu Santo
Carlos y Chantalle Villarreal
Misioneros y Evangelista. Miami Fl. USA.
http://www.carlosychantallevillarreal.blogspot.com/