Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Tal vez hoy sea el día en el que debes pisotear el orgullo, machismo y dureza para empezar a conquistar a la mujer con la que un día te casaste.

Cuando se inicia una relación lo normal es que haya un amor tan profundo, un deseo inacabable de estar juntos y el anhelo por casarse pero, al pasar el tiempo esos sentimientos de afecto y ternura se van marchitando a causa de las discusiones, peleas y desacuerdos que se tienen como pareja lo cual trae como resultado el endurecimiento, insensibilidad y rudeza pero hoy es el día en el que debes tomar la decisión de volver a conquistar a tu esposa.

Tal vez la has herido, lastimado y ofendido con palabras, maltratos y hasta insultos de manera que tú has provocado que ella se aleje emocional y sentimentalmente de ti por lo cual, ya ni cerca de ti quiere estar para evitarse golpes y heridas en el corazón.

 

Son muchas las mujeres casadas las cuales han tomado distancia de sus esposos por la sencilla razón de que han cambiado con ellas, son incesables y lo peor es que no reconocen el daño tan grande que les hacen.

Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es medicina. Proverbios 12:18

Tal vez tus palabras hacia tu esposa han sido como golpe de espada lo cual ha causado en su corazón heridas tan profundas que solo serán sanas en el momento que te acerques a ella y le pidas perdón por todo el dolor que le has hecho. ¿No será que la actitud de tu esposa hacia ti es producto de lo que tú has sembrado en ella? ¿No será que Debes empezar a Conquistarla a partir de Hoy Nuevamente? Muchos hombres maltratan a sus esposas porque creen que les pertenece a ellos y por esta razón no las Cuidan y mucho menos las tratan como vaso frágil.

 

Tal vez hoy sea el día en el que debes pisotear el orgullo, machismo y dureza para empezar a Conquistar a la Mujer con la que un día te casaste. Conozco a cientos de hombres los cuales para ellos la boda y luna de miel solo fue un día pero de allí en adelante un martirio constante, sin embargo, los que convertimos nuestra relación conyugal en una boda continua o en un ring de pelea somos nosotros y nadie más.

 

Pero el deber del hombre como cabeza de la Mujer no es enseñorearse de ella, ni mucho menos créese mas, sino mas bien dar el ejemplo en trato, afecto y forma de vida. Tu esposa refleja el trato que tu le das. Aun no es demasiado tarde para que Conquistes el corazón de tu esposa, a ti fue que te lo confió y no puedes defraudar la confianza que ella deposito en ti; es tiempo de empezar a ser los esposos que Dios quiere que seamos, es tiempo de encender la llama del amor en tu esposa; es Tiempo de Conquistar a Tu esposa ya que si tu no lo haces…. otro lo hará.

 

Mi propósito de esta reflexión es que te sacudas y entiendas que no eres la ultima coca-cola del desierto; si no valoras, amas y estimas la mujer que esta a tu lado; otro lo hará.

 

Por Guia del Espiritu Santo
Carlos y Chantalle Villarreal
Pastores y Evangelistas  Miami – Fl. USA.