Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Llegamos ya en este año a la celebración familiar del Día del Padre, y que corresponde todos los años, el tercer domingo del mes de Junio, lo cual permite unir los sentimientos, alrededor del hombre como progenitor, junto a otro ser tan querido como es la madre.

El verdadero sentido involucra a toda la familia, incluyendo a los abuelitos, si están cerca, para visitarlos y disfrutar juntos de la alegría con una comida especial, sin que falte el regalo, que es la expresión del cariño; y si están lejos ausentes, la modernidad del teléfono, permite acercarnos a ellos, con un afectuoso saludo.

La sociedad toda celebra esta fiesta de muchas maneras, brindando festejos, sensibilizándose por aquellos que muchas veces  por el paso de los años, pasan sus días en albergues o sanatorios, pero también muchos otros que se encuentran en los centros de reclusión.

La naturaleza social del ser humano comienza en la familia, que es la unión de las voluntades del padre y la madre, mereciendo cuidados y aprendizaje desde la infancia, en el proceso de socialización, en el largo camino que realiza toda su vida.

La familia suele crear el clima afectivo adecuado, por lo cual es la más importante institución de la sociedad, y la familia tiene un carácter universal, sin embargo cada familia tiene sus propias características sociológicas, que involucra las formas de relación conyugal, como consecuencia de los cambios biológicos.

Cualquiera que sea la posición social, debe siempre distinguirse el rol del líder que tiene el padre, debe gozar de la consideración y el reconocimiento, sea rico o pobre, sabio o iletrado, todo cuanto sepa o posea será de su descendencia, como lo es su sangre.

Frente a todos los cambios sociales que experimenta la familia hoy, es necesario reconocer que aquellas unidades familiares, constituidas por personas cristianas, tienen valores y normas, constituyendo un reto social importante, para seguir dando sentido y belleza a la sociedad.

Es menester entonces saludar en este día especial de celebración, a los papás y abuelitos, con la bendición familiar de la oración modelo del Padre Nuestro, Dios como Padre ejemplo supremo de protección y provisión, para todos los que son llamados hijos de Dios.  ¡Felíz Día Papás!

(Pedro Ferreyra G.)