Archivo para la ‘Testimonios’ Categoria



Descarga la App de AlientoDiario

aliendo diario app

Llega la app de AlientoDiario para que puedas descargarla de forma gratuita y leer diariamente los devocionales, reflexiones y meditaciones en tu celular  Android.  Es fácil y muy simple, haz click en el enlace que estáal final e ingresarás directamente desde tu celular a la tienda Google Play, la descargas y listo!

Los devocionales se actualizarán automáticamente cada día. Donde quiera que estes, donde quiera que vayas siempre recibirás un: “Aliento Diario”.

Descarga la APP aquí

Share

Un gran testimonio, una pequeño gusano

Entonces el Señor se inclinó hacia mí y me extendió su mano. Lo único que tuve que hacer fue asirme de Él.

Un indígena oriundo de Centroamérica había hallado la paz en Dios. Había cambiado radicalmente, de una vida de descontrolada y de  infidelidad, a una vida de verdadera satisfacción y paz. Siempre hablaba de su salvación y de lo que Jesucristo había hecho por él. No le importaba dónde estuviera ni quién estuviera viéndolo o escuchándolo. A todos les daba el testimonio de su conversión.

Share

Remordimiento

 

avion golEscuche alguna vez la historia de un reconocido Misionero, Mecánico de Aviación.

Estaba trabajando en una avioneta, alcanzó a apretar una tuerca con la mano…en ese momento alguien solicitó su presencia…El fue, y olvido apretar luego la tuerca con  una llave.

La avioneta, ya en vuelo, comenzó a gotear gasolina…a los pocos minutos la avioneta estalló.

Share

¿Qué haces hoy?

En la Edad Media enviaron un hombre a una obra de construcción en Francia para ver cómo se sentían los obreros por su trabajo. Se dirigió al primer obrero y le preguntó: ¿Qué estás haciendo?

El hombre estalló de la ira: ¿Es ciego? Estoy cortando estas terribles piedras con herramientas primitivas y las amontono como me indica el jefe. Estoy sudando bajo el ardiente sol. Me duele mucho la espalda. Estoy aburrido. ¡No gano casi nada!.

Share

Una decisión de última hora

Fue una decisión de última hora. «Nos regresamos hoy mismo», anunció Pedro Nocón. A todos los que festejaban les cayó mal. Se habían reunido dieciséis parientes, de distintos lugares, para una fiesta familiar, y habían estado muy alegres. Pero por alguna razón que ellos no podían explicarse, Pedro Nocón, de treinta y ocho años de edad, decidió regresarse, con su familia, antes que terminara el evento.

Pedro, su esposa Ampee, y sus hijitas Glorianne de cinco años y Jillanne de ocho se subieron al auto y emprendieron el viaje.

Share

Anuncio Clasificado

En el periódico local de mi cuidad salió el sig anuncio clasificado:

“¿Existe algún lugar en el que podamos pedir prestado a un niñito de tres o cuatro años de edad para las fiestas de Navidad? Tenemos un lindo hogar y nos ocuparíamos muy bien de él, devolviéndolo sano y salvo. Nosotros tuvimos un niñito, pero no pudo quedarse, y lo extrañamos mucho cuando llega la Navidad.” -N. M

Al leer este anuncio, algo sucedió dentro de mí. Por primera vez desde la muerte de mi esposo, pensé en el dolor como si le perteneciera a alguien más. Leí y releí esa carta al editor.

Share