Archivo para la ‘Aliento para el Alma’ Categoria



La Paz de Dios

La paz no está relacionada con la ausencia de problemas, dificultades o conflictos externos; sino con la condición de tranquilidad, armonía y quietud con Dios en la que se encuentra tu alma por encima de lo que ocurra fuera de ti.

Share

Pide Sabiduría

La experiencia se adquiere con la edad y golpes de la vida. Pero la sabiduría verdadera solo se obtiene cuando se la pedimos a Dios; por medio de su palabra, consejos y principios divinos.

Muchas veces le pedimos al Señor que nos de las cosas que se ven; pero Dios está interesado en darte primero lo espiritual y luego lo material. El primero quiere llenarte por dentro para luego hacerlo por fuera.

Share

Soportando y perdonando a los demás

el perdon

Somos especialistas en considerar que la gente debe soportarnos a nosotros pero a su vez no soportamos las actitudes, temperamentos y forma de ser de los demás.

Nos gusta que nos perdonen, y que nos pidan perdón; pero nos cuesta perdonar y pedir perdón.

Share

Eres Mi creación más grande

Eres Mi creación más grande

Tú, que eres un ser humano, eres mi milagro. Y eres fuerte, capaz, inteligente y lleno de dones y talentos. Cuenta con tus dones y talentos. Entusiásmate con ellos. Reconócete. Encúentrate. Acéptate, anímate. Y piensa que desde este momento, puedes cambiar tu vida para bien, si te propones y llenas de entusiasmo. Y sobre todo si te das cuenta de toda la felicidad que puedes conseguir con solo desearlo.

Share

Pelea la buena batalla de la fe

“Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado” 1Timoteo 6:12 La versión en inglés de éste versículo dice “Hold tightly to the eternal life” que significa aferrarte a la vida eterna, que me hace comprender mejor el significado de pelear la buena batalla de la fe.

Share

Amemos de Verdad

amor cristiano

Ni la muerte. Ni las Guerras. Ni la Violencia. Ni la Maldad. Ni el Dinero. Ni la Fama, sobrepasan el Poder del Amor.

El amor no es un sentimiento, el Amor es Dios. Si lo tenemos a El, tendríamos que amarnos, cuidarnos, protegernos, ayudarnos, bendecirnos, perdonarnos, tolerarnos los unos a los otros. Aunque ese fue el mandamiento de nuestro Señor Jesucristo “Que se amen los unos a los otros” Juan 13:34.

Share