Alza tus ojos mas allá de los montes



Cuando te ves acorralado por el enemigo llamado deuda, preocupación, enfermedad, destrucción familiar, escases, pobreza; solo te quedan dos opciones: tirarte al piso ante ellos, o clamar en busca de ayuda. Muchas veces sabemos que nos estamos  enfrentando a cosas las cuales no podemos solucionar solos pero tratamos de todas formas de hacerlo a nuestra manera y con nuestras fuerzas llevándonos esto a la destrucción, cansancio y hasta querer dejar de existir.

Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. Salmos 121:1

Se dice que David pronuncio este salmo en un momento en el cual estaba rodeado de enemigos; tal vez el enemigo te ha rodeado de distintas maneras y quizás no sabes como zafarte de las garras del abatimiento, aflicción, depresión, desanimo, pereza, adulterio etc. Pero déjame decirte que este es el momento más oportuno para que alces tus ojos e invoques la ayuda que viene no de un monte sino del Cielo.

Todos esperamos que alguien nos socorra por la situación que estamos viviendo, la pregunta es ¿De dónde y de quien esperas que venga tu ayuda? Tal vez has buscado y esperado que te ayuden tus amistades, tus parientes, un buen trabajo, tu pareja etc. Pero déjame decirte que cuando pones tu esperanza en un ser humano tarde o temprano eres defraudado pero ; cuando aprendes a esperar en el Socorro que viene de lo Alto nunca vas a ser avergonzado.

Observa conmigo a David mirando en todas las direcciones a su alrededor a ver si alguien se aparecía a ayudarle y sacarle del hoyo en el cual estaba y viendo que nadie aparecía recibió por iluminación del Espíritu Santo, Mi Socorro Viene de Jehová, no de un ser humano, no de un vecino , no de una persona que está rodeada de debilidad y mucho menos de los montes sino de aquel que hizo los Montes; quizás habías puesto tu esperanza en lo que una persona podía hacer por ti y a lo mejor fuiste defraudado por el tal pero; déjame decirte que este es el momento en el cual te digo de parte de Dios.

Aunque los hombres te han dado la espalda, aunque la gente se haya burlado de ti , aunque te prometieron y no cumplieron , aunque parezca que nadie viene a ayudarte ; TU SOCORRO VIENE DE JEHOVA QUE HIZO LOS CIELOS Y LA TIERRA; ¿será que ese Dios que hizo toda la creación no es poderoso para socorrerte? , La carta de referencia de Dios son los Cielos y la Tierra. Es Dios quien mueve lo que tiene que mover para sacarte de donde estas , es Dios quien da la orden para que tu bendición llegue, es Dios quien te puede socorrer y librarte del enemigo así como lo hizo con David.

Si a causa de situaciones que has vivido en estos días; solo levantabas tus ojos a los montes para ver de dónde venía tu socorro, este es el momento que los levantes más alto o sea a los Cielos porque es de allí que viene tu verdadero Socorro.

Padre Nuestro que estás en los cielos, en este momento oro a ti, levanto mi mirada no a los montes, sino a los cielos porque de ti es que viene mi socorro; gracias te doy porque tú eres quien pelea por mí, eres quien me da la victoria, eres mi Escudo, Mi Bandera, Mi Torre Fuerte; en ti me escondo Dios y gracias te doy por sacarme adelante en el Nombre Poderoso de Jesús. Amén.

Por Guia del Espiritu Santo
Carlos y Chantalle Villarreal
Pastores y Evangelista. Miami Fl. USA.

Si necesita ayuda ó consejeria escriba a: carlosvillarreal@live.com

Share