¿Qué significa entrar en la presencia de Dios?

Entrar en la presencia de Dios es estar en comunión con Dios. Comunión significa intimidad con nuestro Padre celestial

En nuestras iglesias esta frase se usa para referirse a la adoración y a la oración. Muchos no entienden lo que realmente significa porque a menudo carecen de una genuina reverencia a Dios. Al no haber arreglado las cuentas con Dios en la semana, y llega el domingo, apresuradamente se pide perdón en el camino a la iglesia.

Al llegar a la puerta ya se está listo para unirnse en oración a los otros creyentes. Se trata a la preciosa sangre de Jesús, como si cubriera temporalmente nuestras inmundicias, para así pecar una y otra vez. En lugar de amar a Jesús, hacemos uso de Él.

Dios no quiere que lo usemos a Él como un seguro de protección contra el infierno. Él quiere una relación, no una religión. Él quiere ser un Padre para nosotros. Él quiere comunión con nosotros.

Entrar en la presencia de Dios es estar en comunión con Dios. Comunión significa intimidad con nuestro Padre celestial por medio de la cual expresamos nuestro amor por Él, descubrimos Su voluntad, y, entonces la hacemos. Es entrar en la mente y el corazón de Dios mismo, para llegar a ser uno con Él y Sus propósitos. En este sentido, acercarse más a Dios no es asunto sencillo.

La llave para entrar

Cuando hablamos de buscar a Dios, debemos hablar de santidad, la cual es crucial porque “sin santidad nadie verá al Señor” (He 12:14). Jesús enfatizó esta verdad: “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios” (Mt 5:8). Se refieren a ver a Dios en la vida cotidiana, ahora, tener una íntima relación de amor con Él y entrar en Su presencia para conocer Su mente y corazón. Fue durante Su primera enseñanza pública que Jesús dijo que el de corazón puro verá a Dios, (Mt 5). No se estaba refiriendo a nuestra muerte y de ver a Dios en el cielo, sino a las actitudes con las que debemos vivir cada día en esta tierra. Nos estaba diciendo cómo permanecer en unidad con Dios.

..

¿Qué significa ser de limpio corazón?

Limpio significa santo. Por eso Jesús decía: “Bienaventurados son los de corazón santo, porque ellos verán a Dios”. Santo es “santificar”, “apartar”, “depurar”. Cuando eres puro de corazón, tu mente está puesta en Dios y en Sus caminos. “Porque yo soy Jehová vuestro Dios, vosotros por tanto os santificaréis (pónganse aparte ustedes mismos) y seréis santos, porque yo soy santo” (Lv 11:44). “…Yo soy Jehová que os santifico” (Lv 20:8). (Jn 17:17; Ef 5:26).

La santidad tiene que ver con la separación, con que te sujetes a Dios y no te dejes influenciar por las personas que no se sujetan a Él y que tampoco creen en Su Palabra. En esencia, lo que Dios dice es: Si ustedes son santos, entonces Yo mismo me manifestaré ante ustedes. Si estás convencido de que Él hará lo que le ha prometido, si eres puro en lo que has creído y en lo que haces, entonces verás a Dios manifestado.

La santidad no es una presencia mística y misteriosa, sino práctica y real. Santidad significa integridad. Dios tiene integridad porque lo que Él dice, hace y es, son lo mismo. Dios hace siempre lo que Él dice hará porque Él es uno en Sí mismo. En el Antiguo Testamento si alguien entraba a la presencia de Dios sin estar santificado, moría. Dice el Señor: “Los limpios de corazón me verán” (Mt 5:8). Aquellos que están impuros no pueden ver a Dios. Cuando vamos a Dios en oración, debemos tener la misma integridad entre lo que decimos y lo que Él hace, porque la santidad es decir la verdad y luego vivir la verdad. (Jer 29:13).  Si queremos encontrar a Dios, debemos ser claros en nuestros deseos de encontrarlo (Gn 32:24-30).

Si no le buscas a Él con todo tu corazón, mente, pasión y atención, luego si Dios se presenta, significa que Él no está siendo fiel a Su Palabra, porque Él ha dicho que Él solamente vendrá si le buscas con todo tu corazón. Si Dios no fuera fiel a Su Palabra, entonces Él estaría actuando de manera impía. Si no contáramos con que Dios haga lo que Él dice que hará, no podríamos confiar nunca más en Él. Él tiene que ser fiel a Su Palabra, aun sí esto significara no contestar las oraciones que hacemos sin entusiasmo y sin creer.

Si buscas a Dios con todo tu corazón, mente y conciencia, si le buscas con todo lo que hay en ti, Él promete que le encontrarás y te deleitarás de estar en Su presencia.

Por Watchman Nee

Share





Hermano, Por qué has dejado de orar?
“Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17 A muchas la palabra oración les suena a religiosidad,...

La Base sólida que mantiene al cristiano
1 Tesalonicenses 5: 17 “Orad sin cesar” Este versículo es corto, pero encierra una verdad tremenda...

Amor verdadero en el noviazgo
Es tan fácil decir: “Te amo” que se ha convertido en una de las frases mas populares de los...

La importancia de perdonar
Algunas de las más grandes bendiciones que recibimos durante nuestra vida cristiana resultan de las...

Haz caído de nuevo
¿Sabes?, crees que eres caso perdido, pues lo volviste a hacer, si, aquello que dijiste que no volverías...