Mis Palabras he puesto en tu boca

No confiesas cosas terrenales sino celestiales, No vives de acuerdo a los noticieros sino de acuerdo a la Palabra de Dios.

Quedamos presos con los dichos de nuestra boca, Nos atamos y desatamos con las palabras que salen de nuestros labios; ¿Que vives confesando diariamente? ¿el mal que anuncian los noticieros? ¿La crisis mundial que hay? o La palabra de Dios que da vida, transforma y restaura los corazones. Dios ha puesto sus palabras en tu boca para que la creas, para que la confieses y para que la vivas.

De nada funciona saber de la palabra si en nuestro diario vivir constantemente estamos hablando y declarando el mal que nos rodea.

 

Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca. Jeremías 1:9

Mientras Toda la nación de Israel se había pervertido, olvidado y apartado de la voluntad de su Creador, Dios se encargo de poner sus palabras en la boca de un hombre llamado Jeremías y déjame decirte que esas mismas palabras son las que Dios ha puesto en tus labios para que las declares, las hables y las confieses en medio de toda adversidad que estés viviendo. Cuando un hombre es investido de la palabra de Dios se convierte en una amenaza para el reino de las tinieblas, un blanco perfecto para Satanás y un estandarte de Dios aquí en la tierra.

..

 

Cada vez que oyes una palabra, Lees la Biblia o un devocional es Dios poniendo sus palabras en tu boca para que te transformes en un baluarte de su reino en contra de las tinieblas. Mientras los demás confiesan miseria, crisis, y destrucción; tú declaras Esperanza, Paz, Gozo y la bendición de Dios sobre ti y los tuyos ya que no hablas el idioma humano sino el Divino, No confiesas cosas terrenales sino celestiales, No vives de acuerdo a los noticieros sino de acuerdo a la Palabra de Dios.

 

A partir de ese momento Dios le dijo a Jeremías que lo había puesto sobre reinos y naciones, es decir, Cuando sus palabras están en tu boca, no hay poder, dominio y autoridad que no se sujete a la Palabra de Dios que está en tus labios. Ya no eres cola sino cabeza, ya no estás debajo sino encima, la ruina y pobreza no son tus dueñas sino la abundancia y riquezas de Dios, ya no eres esclavo sino rey y sacerdote.

 

Como tú te sujetas a la palabra que Dios ha puesto en tus labios, las adversidades y tempestades se sujetan a ti y tú no te sometes a ellas. Dios siempre ha estado buscando corazones de hombres en los cuales depositar su palabra para trastornar el reino de Satanás y deshacer las Obras del diablo. Hoy es día en el cual debes erradicar desde la raíz toda queja, murmuración y confesión contraria a las palabras de Dios que hay en tu corazón para empezar a proclamar el Poder y Dominio de Dios sobre ti.

 

Por Guia del Espiritu Santo
Carlos y Chantalle Villarreal
Pastores y Evangelistas  Miami-  FL USA.

Share





¿Y si Dios estuviera en medio de tus conversaciones?
Salmos 19: 14 “Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh...

Una piedra en la boca
Todos nos encogeríamos tan solo de pensar en tener la boca llena de gravilla. Pero una piedra en la...

Limpia tu vocabulario
Julián es hijo de Pastores y asiste a una escuela pública de Miami , un día a este adolescente...

Por que el pecado se puede asomar
Proverbios 10: 19 “En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente” En...

La Guillotina
Llevaban a la guillotina a tres hombres. Le preguntaron al primero si quería estar boca arriba o boca...