Archive for abril, 2010



¿Lo Volveré a Ver en el Cielo?

El médico llegó a la casa de un comerciante de la ciudad, cuyo hijo único pronto iba a morir de una enfermedad incurable. Penetró en la silenciosa habitación donde los padres asistían en una muda angustia a los últimos momentos de su hijo. Un momento más tarde el moribundo abrió los ojos y, mientras una hermosa sonrisa iluminaba su rostro, tendió su delgada mano al médico, diciéndole: –Adiós, doctor, ¿volveré a verlo en el cielo?

Share

El poder de la Fe

El poder de la Fe

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuesra fe. 1 Juan 5:4.

Estas palabras son como el ancla para mantenernos en medio de un mundo que como mar embravecido nos golpea muy fuerte. Es la fe en las promesas de Dios la que nos sostiene, la fe que enseña la Biblia, más que un conocimiento intelectual es una convicción del corazón, mas que una idea religiosa es una relación de nuestra vida con el Dios creador, más que una emoción que agita nuestros sentimientos es una experiencia del alma, esa fe que viene del conocimiento que tengamos de la Biblia.

Share

Vino para darnos vida

Vino para darnos vida

“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.” ISAIAS 53:4
Lo predicamos, lo recordamos, lo escribimos… ¿Pero en verdad estamos consientes de lo que Él hizo? Imagino a Dios y su Hijo sentados en su trono, mirando cómo la perversidad, maldad y el dolor arrasaban con la humanidad.

Share

Eres Mi creación más grande

Eres Mi creación más grande

Tú, que eres un ser humano, eres mi milagro. Y eres fuerte, capaz, inteligente y lleno de dones y talentos. Cuenta con tus dones y talentos. Entusiásmate con ellos. Reconócete. Encúentrate. Acéptate, anímate. Y piensa que desde este momento, puedes cambiar tu vida para bien, si te propones y llenas de entusiasmo. Y sobre todo si te das cuenta de toda la felicidad que puedes conseguir con solo desearlo.

Share

Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra

Ay, de los que moran en la tierra

En ningún momento de la historia de la humanidad, Dios no ha cesado de advertir sobre las consecuencias que trae vivir en desobediencia a su palabra. Dios advierte por medios diversos. Además de advertir por su palabra, lo hace por medio de personas y acontecimientos específicos, son advertencias claras, precisas y oportunas, lo que ha sucedido hasta hoy, es una nada comparado con lo que viene.

Share