Preparados para la batalla

imagesUn soldado no preparado no se mantendrá firme contra el enemigo. Puesto que los creyentes estamos en guerra con Satanás, debemos entrenarnos sabiamente para que nuestro corazón se mantenga limpio y nuestro testimonio fuerte. Ésta la guía del soldado cristiano para prepararse para la batalla:

• Los soldados deben reconocer que hay una guerra. La Biblia dice claramente que el diablo está decidido a destruir a los creyentes, y por eso debemos ver nuestra vida como un campo de batalla (1 P. 5:8).

• Los soldados deben conocer al enemigo. Las tretas de Satanás están registradas en la Biblia. Sabemos que sus palabras son siempre engañosas, pero también muy tentadoras.

• Los soldados deben tener un entrenamiento. Cada día, los creyentes tenemos la oportunidad de demostrar confianza en Dios, hasta en las cosas más pequeñas. Ésta es una preparación para enfrentar futuras decisiones mayores o las adversidades con valentía y sabiduría.

• Los soldados deben saber cómo utilizar sus armas. La Palabra de Dios es muy útil para combatir a Satanás, alentar el corazón y guiar nuestras decisiones. La oración nos mantiene en contacto con nuestro Comandante en Jefe.

• Los soldados deben resistir la propaganda. Satanás utilizará cualquier medio del mundo posible para cautivarnos –los medios y la industria del entretenimiento, los sistemas educativos y la falsa religión son herramientas de su actividad. Los creyentes debemos ser sabios al decidir qué dejamos entrar a nuestras mentes.

Un soldado preparado es un creyente cuya mente y corazón están llenos del Señor y de Su Palabra. El soldado lleno del Espíritu tendrá la victoria contra los ataques de Satanás.

Charles Stanley Ministerios En Contacto

Share





Cómo resistir los ataques satánicos
Todo creyente enfrenta tentaciones. Tómese un momento para recordar una situación particularmente...

Napoleón y El Soldado
Se dice que en cierta ocasión el Emperador Napoleón I se encontraba delante de un grupo de soldados,...

Salvados por animales
En 1814, los revolucionarios chilenos trataron de derrocar a los españoles. En una batalla muy particular...

La vida victoriosa
El ejército filisteo estaba listo para la batalla. David, apenas un muchacho, había viajado desde su...

La pizarra de la rana
Cuando yo era muchacho, uno de mis pasatiempos favoritos era perseguir ranas junto a los bancos de una...