3 Pasos importantes para alcanzar la bendición de Dios

2 Crónicas 7: 14 “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”.

Este es un versículo mundialmente conocido por la comunidad cristiana, pero de conocer a entender hay una gran diferencia, es por esa razón que el devocional de este día, quiero dirigirlo a entender las verdades que encierran estas palabras que Dios inspiro.

Todo comienza por una acción nuestra, es decir que la mano de Dios se puede mover en nuestra vida a través de una acción que nosotros hagamos. Pero esta acción requiere por lo menos de tres cosas que son:

Humillarse, realmente para el ser humano es muy difícil humillarse, porque humillarse significa: “estar dispuesto a”, “reconocer y accionar”, “rendirse”. Quizá a la mayoría de nosotros nos es difícil humillarnos, es decir, no es difícil reconocer que estamos mal delante de Dios, seguramente si te preguntaran como esta tu relación con Dios, quizá por pena o por temor a quedar en vergüenza dirías: “Esta bien como siempre”, cuando a lo mejor tu sabes dentro de ti que no es así. Humillarse significa reconocer mi estado delante de Dios, reconocer que en mis propias capacidades no puedo lograr grandes cosas como las lograría con Dios a mi lado, reconocer que dependemos de Dios y no de las personas que nos rodean. El mismo Jesús dijo en el evangelio de San Juan “Fuera de mi, nada podéis hacer”, eso quiere decir que para que Dios actué en nuestra vida lo primero que tenemos que hacer es reconocer que solo bajo su gracia y su poder podemos alcanzar las cosas que tanto anhelamos.

Orar y buscar su rostro, esto tiene que ver con mantener un habito diario de búsqueda de la presencia de Dios, muchos quieren que Dios obre en sus vidas, cuando ni siquiera aparta en el día un momento en donde puedan orar y buscar el rostro del Señor. Difícilmente conseguirás grandes resultados si no hablas con Dios, sino mantienes una verdadera comunión con el Señor en oración. Muchos se dicen “cristianos” cuando ni siquiera oran ni cinco minutos al día, ¿Realmente será un verdadero cristiano?, que yo sepa, la oración es una de las oportunidades que tenemos para comunicarnos con Dios, entonces si no oras, ¿Cómo te comunicas con El?

Convirtieren de sus malos caminos, acá esta la parte mas interesante, puesto que si te humillas querrás buscar el rostro del Señor, pero esta para mi es una de las cosas mas importantes, porque conlleva a la ACCIÓN. Cristiano cualquiera se puede hacer llamar, pero las acciones que hace el verdadero cristiano son las que valen, entonces cuando la palabra de Dios habla sobre “convirtieran” esta hablando de una transformación total, es decir mostrar los frutos del verdadero arrepentimiento.

La pregunta mas importante seria: ¿Realmente anhelas la bendición de Dios?, porque si es así tienes que comenzar a realizar estos tres pasos, la voluntad de Dios es que tu puedas cumplir con esto que te pide, para que de esta forma no halla obstáculo alguno para que el favor de Dios este contigo.

Amado amigo, es momento de humillarse pero con corazón sincero y transparente, es hora de cultivar un habito diario de búsqueda de la presencia de Dios y lo mas importante, es momento de accionar pero de verdad.

Dios quiere bendecirte, de eso no hay duda, pero ¿Estas dispuesto a cumplir estas tres cosas?, si es así, entonces no te preocupes, porque muy pronto comenzaras a ver como Dios comienza a bendecirte en gran manera.

Autor: Enrique Monterroza
http://reflexionesydevocionales.blogspot.com/

Share





¿Por que Dios es tan malo?
2 Crónicas 7: 14 "Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren...

El Señor te quiere perdonar!
“Pero te confesé mi pecado, y no oculté mi maldad. Me decidí a reconocer que había sido rebelde...

Sobreviviendo a la lucha diaria
Todos los que hemos recibido el amor de Dios en nuestra vida y que ahora vivimos para Él debemos...

¿Qué es el verdadero perdón?
Miqueas 7: 18, 19 “¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de...

Él te sostendrá
Retroceder, Mirar atrás, Abandonar el Proceso  no son opciones en la vida del que se ha determinado...