La Prueba produce paciencia…!

Alégrate porque serás de bendición.

Santiago 1: 2, 3 “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia”.

Todos los días, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, permanecemos en una constate guerra espiritual de la cual se derivan pruebas para nuestra fe. Personalmente creo que las pruebas son situaciones que nos ayudan a crecer espiritualmente.

Cuando Santiago menciona la siguiente frase: “tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas”, lo primero que se nos viene a la mente es pensar que es ilógico humanamente hablando mantener gozo en nuestra vida, cuando estamos enfrentando una prueba.

Yo creo que a ninguno de nosotros nos gusta estar en medio de pruebas, pero si por un momento reflexionamos acerca de las verdades que encierra este pasaje, nos vamos a dar cuenta de lo siguiente:

Santiago habla de un GOZO, pero no confundamos alegría o sonrisas con gozo, difícilmente mantendremos una sonrisa en medio de una prueba difícil, también difícilmente estaremos alegres porque estamos pasando por problemas. Pero el GOZO que habla Santiago es aquel que ni las pruebas te lo pueden robar, no habla de pasar riéndose a carcajadas, sino que habla de mantener la fe puesta en nuestro Dios y es obvio que si mantienen tu fe y tu confianza en el Señor, también mantendrás el GOZO en tu vida, pues tendrás la convicción de que si Dios es contigo, ¿Quién contra ti?

..

Amigo mío, posiblemente en medio de las pruebas de la vida te darán ganas de llorar, y no es cosa del otro mundo, pero una cosa es llorar porque humanamente me siento mal, pero otra cosa es que mi espíritu este confiando en Dios y eso me haga mantener el gozo en mi vida.

Pruebas siempre habrán, grandes, pequeñas, como las quieras categorizar, pero lo que si te puedo decir es que en medio de todas esas pruebas de la vida, hay alguien que no se ha olvidado de ti, hay alguien que te ama y no te dejara ser tentados mas de lo que puedas soportar, hay alguien que te dice que te esfuerces y que seas muy valiente, hay alguien que te dice: No temas, porque yo voy delante de ti como Poderoso Gigante y ese alguien es Dios.

Las pruebas de la vida solo servirán para forjar en ti un carácter de siervo, Dios ha de permitir que algunas situaciones difíciles vengan a tu vida, pero El también sabe que si tu confías en El, entonces no hay de que temer. Job fue probado de una forma poco usual, pero mantuvo su gozo, es decir su confianza en el Señor y fue recompensado el doble.

Posiblemente tu te sientes muy mal, por todas las cosas que en tu vida han estado sucediendo, pero en esta hora te digo: “No temas, Dios esta ahí”, aun cuando no lo puedes ver, El esta ahí, jamás te ha dejado, no te olvides que tienes a alguien en quien confiar y en quien estas seguro. Dios quiere forjar en ti paciencia, esa paciencia que te ayudara a ser de gran bendición a muchos, pues lo que estas pasando solo es una experiencia que te servirá para ayudar a otros que pasen por lo mismo que tu. Dios te ha escogido a ti, porque ha visto que tienes cualidades especiales y que puedes ser muy valioso para su obra.

Por eso Santiago decía: “tened por sumo gozo”, es decir: “Serás de bendición”, Dios ha de usarte mucho después que pases por esa prueba, recuerda que siempre depuse de un diluvio, viene la señal del pacto que es un hermoso arco iris. No hay de que preocuparse.

Autor: Enrique Monterroza
reflexionesydevocionales.blogspot.com

Share





Pruebas y gozo
"Tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas" (Stg 1.2) –¡qué declaración tan...

Un tiempo para sufrir
Vemos  que José padeció por 13 años antes de ser sacado de la adversidad. Dios pudo haber puesto...

No te rindas ante la prueba
Cada vez que Dios te quiera llevar a un nuevo nivel de vida tendrás que atravesar pruebas. Las pruebas...

Tienes que superar la prueba
Dios nos prueba porque quiere obtener lo mejor de nosotros, pero un error muy común es confundir...

Estad Siempre Gozosos
El gozo de Dios para con nuestras vidas no depende de las circunstancias, de su estado de ánimo,...