Alientodiario.com

Un devocional cada dia

A la persona que está leyendo este escrito, la voz del Padre amoroso le dice como dijo a Adán en el jardín del Edén: «¿Dónde estas?» Dios no le está regañando-, asi que no le vuelve la espalda, solamente le está diciendo: ¿Dónde estás? El le ha creado a usted y por lo tanto le ama.

Le ha probado que en verdad le ama, habiendo permitido que su propio Hijo inocente, dejara su trono de gloria para venir a sufrir pobreza, hambre, sed, burlas, para ser escarnecido, reprendido y hasta ser abandonado por sus propios discípulos amados.

Finalmente con la corona que pusieron en sus sienes cubierta de espinas que le sangraron y con sus manos y pies traspasados por horribles clavos, murió entre dos ladrones como si hubiera sido el más vil de los pecadores. ¿Qué significa todo ésto? ¡El Hijo de Dios muriendo de muerte tan horrible y afrentosa! Alma querida, significa que Dios le ama a usted y quiere salvarle. Dios le creó a usted para que gozara de dos cosas: del cielo y de la tierra; pero no para gozar en esta tierra de una manera pecaminosa y mundana como la mayoría de la gente hace, sino viviendo una vida santa, para gozar de la comunión con Dios que trae paz perfecta y gozo indecible en esta vida.

«¿Dónde estás?» ¡Alma atada por el pe cado! Tu Padre amante todavía está buscándote; te está llamando por medio de su Santo Espíritu. Sí, ¿no puedes oír la voz de Jesús diciendo: «Venid a mí, todos los que estáis trabajados y cargados que yo os haré descansar?» Jesucristo te dará reposo, querida alma errante, entonces ¿por qué temer? ¿por qué no buscarle? Las Escrituras nos dicen: «BUSCAD AL SEÑOR MIENTRAS PUEDE SER HALLADO, LLAMADLE EN TANTO QUE ESTA CERCANO.» El llenará tu alma con gozo Indecible y pleno de gloria, y será multiplicado miles de veces cuando dejes esta vida y pases las puertas ‘de perla en donde solamente los puros de corazón vivirán allí. (Mat 6:8).

Cuan bienaventurado es saber que las manchas de la culpabilidad del pecado se han borrado por medio de la sangre preciosa de Cristo, para que desde este mundo nos levantemos y sentemos juntamente con el pueblo de Dios «en lugares celestiales» y en el mundo venidero podamos heredar la vida eterna.

No solamente tendremos vida sempiterna sino que además estaremos ante la presencia del mismo Jesucristo. Pasaremos la eternidad, esa vida que nunca se acabará, con el Dios poderoso que nos creó y gobierna todo el mundo y con Jesús quien sufrió agonías indecibles, por ti querido lector. Jesús se hizo pobre para que tú fueras rico; El vivió y murió por ti. ¿Quieres vivir para El? ¿Quieres darle tu vida? Ojalá y puedas sentir vergüenza y una pena profunda en tu corazón por el modo en que has tratado a este tierno y amante Salvador.

Lector, este mensaje es para ti ya sea que profeses o no alguna religión. Si no estás viviendo una vida pura y santa ¡Vívela! por la ayuda de Cristo, porque so¬lamente los de limpio corazón, tienen la promesa de que VERÁN A DIOS.

COMPAÑÍA DEL TRIUNFO CRISTIANO

909 Bluntzer St., Corpus Christj.Tex. 78405

E. U. A.