Alientodiario.com

Un devocional cada dia

El ser humano no es como algunos tratan de imaginar, un ser que empezó por casualidad en la parte baja de la escala animal, como una simple célula, lo que algunos científicos declaran imposible, dada la complejidad de ese elemento. Piensan que de progreso en progreso, durante millones de años de evolución ascendente, el hombre proseguirá su marcha triunfal hacia una clase de deificación final.

Lo contrario es la verdad. Aunque era perfectamente adaptado al papel que su Creador le reservaba como administrador de su hermoso universo, el hombre no dejó de decaer.

Todos los recursos de su inteligencia no pudieron detener su decadencia moral que lo llevó a abismos de violencia e inmoralidad.
Además, ¿cómo quiere usted que el hombre investigue el pasado por medio de restos geológicos o con la ayuda de un poco de polvo traído de la luna, y el porvenir con nada? Es incapaz de explicar fundamentalmente sus propios orígenes.

Una hipótesis sustituye a otra y trae nuevas interrogaciones. Pero para Dios no existen misterios, y si nos habla de la tristeza de un paraíso perdido, también nos describe los gozos de aquel al que Jesús, por medio de su cruz, nos ha dado el derecho de entrar.

Si usted acepta lo que Dios revela en su Palabra, sabrá de dónde viene y adónde va.
Ese Dios de amor es digno de toda confianza. El Dios creador también es el Dios Salvador.

Sólo tú (Dios) conoces el corazón de todos los hijos de los hombres.
1 Reyes 8:39


Y vio el Señor que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

Génesis 6:5
© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)