Alientodiario.com

Un devocional cada dia

padre-hija“Mi padre eres tú, Mi Dios, y la roca de mi salvación” (Salmos 89:26). “Me gustaría que usted conociese a mi padre.  ¡él es un sujeto espectacular!  Yo no lo cambiaría por nada en este mundo, y voy decirle la razón: siempre que yo tengo problemas, dudas y cuestiones en general, conversamos sobre todo, papá y yo, y resolvemos lo mejor que podemos hacer sobre cada cosa.

Él me ayuda en los entrenamientos del fútbol, me da cosas útiles y ¡hasta me deja ir con él cuándo va a pescar!  Mi padre también es cristiano.  Nosotros frecuentemente nos arrodillamos para orar.  Él me incentiva y me ayuda a vivir como Jesus enseñó.  Sí, señor, ¡mi padre es espectacular!

Mucho más felices que aquel niño, somos, cuando mantenemos una íntima relación con el Padre celestial.  Caminar junto a Él, oír Sus consejos, sentir el toque de Su mano guíandonos por caminos de bendiciones, todo nos lleva a una vida de regocijo y satisfacción.

Con Él podemos salir a pescar, jugar fútbol, ir a la playa, salir con los amigos, enamorar, pasear con la esposa e hijos.  Sí, salimos con Él y Él sale con nosotros.  No hacemos nada y no vamos a ninguna parte sin que esté a nuestro lado.

Si estamos gozando de perfecta salud, cantamos de alegría y Él canta con nosotros.  Si estamos enfermos y necesitamos atenciones, Está al lado de nuestra cama, velando por nuestro bienestar.  Si estamos preocupados con el problema de alguna persona de la familia o de un amigo, hablamos con Él y sabemos que hará el mejor en aquella situación.  Si enfrentamos un problema personal, sea material o espiritual, sabemos que podemos contar con Su intervención.

Él nos enseña a amar, a decir la verdad, a vivir honestamente, a ser una bendición en nuestra casa y fuera de ella.  Es nuestro compañero en todas las situaciones.

Nosotros Lo amamos, Lo adoramos, no sabemos vivir sin Él.

Mi Padre es espectacular.  No Lo cambiaría por nada en este mundo.  ¿Y usted?