Alientodiario.com

Un devocional cada dia

Desde hacía años un lienzo colgaba en el comedor. Era atribuido al pintor Rubens. Cuando llegó la guerra se decidió vender el cuadro.

Un especialista, invitado para estimar su valor, lo estudió cuidadosamente y meneó la cabeza, diciendo: –Ustedes no podrán sacar gran cosa de esto. ¡Es una copia! Durante mucho tiempo los dueños se habían dejado engañar, pero el ojo del experto no se equivocó y percibió la falsificación.


Uno encuentra muchas personas, sobre todo en nuestras sociedades occidentales, que dicen ser cristianas y pasan por tales a los ojos de los demás.

La verdadera pregunta que debemos formularnos es si realmente son de Cristo o si sólo tienen la apariencia de serlo. Se puede vivir de una manera honesta, tener una buena moralidad, congregarse de vez en cuando, pero si uno no ha confesado su culpabilidad ante Dios ni ha aceptado la salvación que él ofrece por medio de la fe en su Hijo muerto en la cruz, entonces es un falso cristiano.
Uno puede engañarse, pero hay un experto que no se equivoca y conoce totalmente los corazones. Llegará el día en que el veredicto se pronunciará de manera definitiva. Entonces aquellos que son verdaderamente de Cristo serán admitidos en la felicidad de su presencia eterna, y los demás no hallarán lugar en ella.
© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)