Cumpliré lo que Prometí

Muchas personas han perdido la esperanza de recibir las promesas que Dios les ha hecho a causa de las crisis que están viviendo

Vivir en estos tiempos sin flaquear y sin dejarse llevar por las situaciones que suceden a nuestro alrededor requiere; de que tengamos esperanza de que aunque en el presente estemos viviendo experiencias amargas Dios en lo venidero mostrará su Poder a nuestro favor.

He aquí VIENEN DIAS, dice Jehová, en que yo confirmaré la buena palabra que he hablado. Jeremías 33:14

No sé qué promesas hayas recibido del Señor pero así te dice el Espíritu Santo lo que he prometido eso cumpliré; en tu matrimonio, en tu familia, en tu trabajo, en tu económica en el sentido que sea El Dios Creador de los Cielos y tierra en este instante te recuerda que El no es como los hombres que prometen y no cumplen o como los hijos de los hombres que se arrepienten porque ven que no pueden cumplir lo prometido.

Share

Reunión de Satanás

devocional

“Manténganlos ocupados en las cosas menos esenciales de la vida, e inventen innumerables asuntos y situaciones que ocupen sus mentes”

Satanás convocó una Convención mundial de demonios.

En su discurso de apertura, dijo:
“No podemos impedir que los cristianos vayan a sus templos”
“No podemos impedirles que lean sus Biblias u otros libros que les ayuden a conocer la verdad”
“Ni tampoco podemos impedirles que formen una relación íntima con su Salvador”.
Cuando consiguen esa conexión con Jesús, nuestro poder sobre ellos cesa.

“Entonces vamos a dejarlos ir hacia sus templos, vamos a dejarlos con los festejos que en ellos organizan, PERO, vamos a robarles el TIEMPO que tienen, de manera que no les sobre tiempo alguno para desarrollar una relación con Jesucristo”. “Lo que quiero que hagáis es lo siguiente”, dijo el diablo:
“Distraerlos al punto de que no consigan aproximarse a su Salvador”
¡¿Cómo haremos esto?! Gritaron sus demonios.

Share

No Le Hagas Caso A Tu Corazón

Hoy es el día en el cual debes dejar de hacerle caso a tu corazón el cual es engañoso y firmar un contrato con Dios.

“Haz lo que te dicta tu corazón” es el proverbio que mucha gente utiliza. Pero, ¿Tendrá el corazón más razón que Dios en lo que debemos o no hacer?

Por hacerle caso a nuestro corazón hemos cometido muchos errores, Por haberle hecho caso a nuestro corazón emprendimos relaciones nocivas y todo únicamente porque creíamos que lo que nos decía el corazón era lo que debíamos hacer olvidándonos de que Dios y su palabra es mayor que nuestro corazón.

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Jeremías 17:9

Share

“Ya no puedo más”

Aun en los momentos que crees que estas solo, ahí estaré dice el Señor.


1 Reyes 19: 4
“Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres”

En la vida hay momentos en los que hacemos grandes cosas delante de Dios, esos momentos son tan especiales porque sientes como el respaldo de Dios ha estado contigo, claro, si después de matar a cuatrocientos cincuenta profetas de baal, ¿Cómo no has de sentirte respaldado por Dios?

Pero aun después de esas enormes victorias, vienen a nuestra vida momentos de soledad, momentos en los cuales nos menospreciamos a nosotros mismos. Momentos en los que desfallecemos.

Share

Dios obra en su tiempo, no en el mío

Salmos 27: 14 “Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová”

No voy a negar que el hecho de no ver las respuestas de Dios a las promesas que nos ha hecho, muchas veces nos lleva a la desesperación. Quizá tu estés pasando por un momento de esos, en donde estas siendo presa de la desesperación, los días han pasado, los meses ya se fueron, los años vienen uno tras u otro, ¿Y tu respuesta?, ¿Cuánto tiempo he de esperar mas?

Share

“Siento que Dios no me quiere”

No dejes que el enemigo te haga sentir despreciado, al contrario siéntete PRECIADO por Dios

No dejes que el enemigo te haga sentir despreciado, al contrario siéntete PRECIADO por Dios

Nuestro errores muchas veces provocan que nos auto excluyamos del amor que Dios tiene hacia nosotros, y es que somos muy severos para juzgarnos a nosotros mismos que llegamos al punto tal de ya no sentirnos queridos por Dios.

La sensación de no sentirse querido por Dios es aquella que me lleva a sentir y pensar que Dios cambio de planes para mí. Esa sensación que te hace sentir que lo defraudaste y que por ende Dios te dio la espalda. Esa sensación de culpa que te lleva a pensar que Dios dejo de quererte como un día te quiso.

Sé que es estar en ese punto, en donde te sientes aislado, en donde tienes la vergüenza de pedir cualquier cosa a Dios porque simplemente crees que él no está contento con lo que hiciste o lo que estás haciendo.

Share